La Moncloa borbónica quiere teledirigir Catalunya con el delegado Illa

21

Salvador Illa en una reunión con los ultra españolistas de Societat Civil Catalana

El presidente español Pedro Sánchez quiere teledirigir Catalunya desde la Moncloa borbónica y centralista con su delegado Salvador Illa como jefe de la candidatura del PSOE en la circunscripción de Barcelona. Es la nueva «Operación Cataluña».

1. El primer eje de esta «Operación Cataluña» es la decisión del Gobierno de PSOE / Podemos de salvar la corona española en una crisis profunda e instalada en el post franquismo. El Gobierno de Pedro / Pablo avalan la monarquía impuesta por el dictador Francisco Franco en la persona de Juan Carlos, hoy el campechano huido por oscuros motivos económicos y de faldas, y padre de Felipe VI.

2. El segundo eje es la designación para dicho presidencial de Salvador Illa como delegado de la Moncloa en la «comunidad autónoma catalana». El PSOE es tan borbónico que no hace primarias democráticas para confeccionar sus candidaturas sino que Madrid impone la cabeza de candidatura a su sucursal en Catalunya. Además, Salvador Illa y Miquel Iceta han mentido todo el rato porque han dicho hasta el último segundo que Iceta era el candidato socialista a la presidencia de la Generalitat porque era el mejor candidato. Ahora resulta que el mejor candidato no es Iceta.

3. El presidente español prescinde de Illa, prescindible como ministro de Sanidad dada su mala gestión, en un tiempo en que la epidemia continúa letal y provoca enormes perjuicios sociales y económicos. Illa es enviado con el objetivo de convertir la Generalitat en una vulgar delegación del Gobierno central; volver al pasado y fracasado autonomismo; reprimir el soberanismo democrático y pacífico; oponerse a la amnistía; negar que los pueblos, como Catalunya, tienen el derecho a la autodeterminación.

4. El tercer eje consiste en que la prensa del régimen, de allí y de aquí, fomente la idea de que Illa es un hombre con capacidad para presidir Catalunya. Illa confía en hacerse con votos ultra españolistas procedentes de Ciudadanos en liquidación y de activistas anti soberanistas como Sociedad Civil Catalana. Illa  tiene la seguridad de que después de las elecciones, a pesar de este PSOE tan españolizado, contará con la complicidad de ER y de Podemos para configurar un tripartito autonómico en Catalunya. Los precedentes más inmediatos de esta operación son los acuerdos de los tres partidos en España y en el Ayuntamiento de Barcelona.

Compartir esta entrada