Sala-i-Martín ya calificó hace cuatro años a Borrell de «siniestro y parásito»

180

El borbónico José Borrell aprovecha la invasión violenta de Rusia en Ucrania para atacar a Carles Puigdemont. www.vanguarda.cat ha dejado constancia de ello en el artículo “Sinistre Borrell. Del GAL terrorista a atacar a Puigdemont”. El economista Xavier Sala-i-Martin ya calificó hace cuatro años a Borrell de “siniestro y parásito”. Así se explicaba el 5 de junio de 2018 en esta web.

2.- Borrell, acompañado de Salvador Illa (PSOE) y Xavier Garcia Abiol (PP), participó en un mitin de la ultra Sociedad Civil Catalana. Sala-i-Martín comentó: “El discurso de Borrell riéndose del físico de Oriol Junqueras cuando éste está en prisión es uno de los actos más miserables que se han visto nunca en nuestro país”.

3.- Sala-i-Martin recordaba ya entonces frases contra los soberanistas que “demuestran qué tipo de persona es Borrell”. Frases como «hay que desinfectar Catalunya del independentismo» o «llegaremos a las manos» si los independentistas no dejan de pensar cómo piensan.

4.- Sala-i-Martin recordaba “los escándalos que han ido salpicando a Borrell en su vida política (…) Un día llegó a ser candidato del PSOE a la Moncloa… pero fue obligado a dimitir por el escándalo de los sus colaboradores Aguiar y Huguet en el ministerio (…) A pesar de no tener calificaciones universitarias que lo justificaran, Borrell fue colocado como rector de la Universidad Europea de Florencia simplemente porque era un hombre del partido socialista que tenía poder en aquella época en Europa y porque era necesario Borrell calladito y contento” (…) Pero poco tiempo después fue obligado a dimitir por haber engañado a la universidad. No había declarado que trabajaba y cobraba de Abengoa cuando sabía que el rector no podía cobrar sobresueldos fuera de la universidad (…) Pese a ser el economista ‘estrella’ del consejo de Abengoa (y cobrar unos 2 millones de euros) no vio el endeudamiento que estaba acumulando la compañía que la llevó a la quiebra (…) Y no vio que unos estafadores le timaron 150.000 euros. El ministro arrogante que se había pasado la vida aplastando adversarios y dando lecciones, de repente se convirtió en el hazmerreír de la clase empresarial española”.

5.- Sala-i-Martin continuaba: “Borrell nunca ha tenido un trabajo productivo. Siempre ha vivido del estado, del partido, o de las instituciones en las que el estado o el partido tenían influencia. Porque España es un estado extractivo donde unas élites controlan el poder político y económico para extraer el dinero de los ciudadanos. Borrell es el ejemplo paradigmático”.

6.- Sala-i-Martin concluía su crítica implacable: “Borrell nos dice que hay que desinfectar a Catalunya del independentismo. No, señor Borrell: lo que hace falta es desinfectar a España de los parásitos que, como usted, viven del dinero de los demás. Si pudiéramos desinfectar España, lo haríamos. Pero los partidos que representan a la élite (PSOE, PP…) lo tienen todo atado y bien atado. Y como no podemos desinfectar a España, la única opción es marcharse y votar a los partidos que quieren irse, y hacer un país nuevo, desde cero, para que los parásitos como usted no puedan seguir chupando la sangre de los contribuyentes. Y por eso seguiremos votando a los partidos independentistas”.

Compartir esta entrada