Racismo, Colau, Valls

5

1. Racismo en Estados Unidos y en España. Aquí … Ada Colau, que no ganó las elecciones municipales en Barcelona, ​​siempre será recordada por ser alcaldesa gracias al voto de Manuel Valls. Esto es así por mas que Colau quiera ocultar o tergiversar la realidad con propaganda pagada con dinero público. La mala comediante y ex activista Ada sigue siendo mala comediante y ha quedado desactivada.

2. Manuel Valls, político fracasado en la Francia republicana que vino a Catalunya a defender la España monárquica, ha quedado bien retratado. Valls, como ministro de Interior del gobierno de François Holland, permitió que se expulsara un campamento de personas gitanas. Ahora el Tribunal de los Derechos Humanos de la Unión Europea ha sentenciado que el ministerio controlado por Valls violó el derecho al respeto de la vida privada y familiar y del hogar. En consecuencia, el TEDH condena la Francia de Valls.

3. ¿Ha dimitido Valls como concejal? No. ¿Ha puesto Colau su cargo de alcaldesa a disposición del consistorio? No. Este es el modelo que el Ayuntamiento de Barcelona, ​​gobernado por Podemos / PSOE con el apoyo de Valls, tiene sobre el racismo.

4. ¡Qué diferencias entre los democráticos y republicanos Estados Unidos y el monárquico España! En Estados Unidos, la Guardia Nacional es depurada por su actuación violenta en el asunto de George Floyd. En España, el Gobierno progresista (?) De PSOE / Podemos, presidido por Pedro Sánchez, condecora  a policias por su actuación represora con motivo del 1 de octubre como todo el mundo vio horrorizado por televisión.

5. Las cosas son así y de momento no son de otra manera. El presidente de Estados Unidos, como jefe de estado, puede ser sometido a impeachement (procesado y condenado). Esto es democracia. Otra cosa es el vínculo entre franquismo y monarquía. Al régimen monárquico español, el rey, como jefe de estado, es inviolable y no está sometido a responsabilidad. Ya lo dicen los Borbones … Juan Carlos I: «La ley es igual para todos». Felipe VI: «Todos los ciudadanos están sometidos por igual a la ley».

Compartir esta entrada