Coronavirus. Irresponsabilidad periodística

6

Hasta que termine la pandemia y se recupere una cierta normalidad quizás no es el momento de buscar responsables en lo que se ha hecho mal en la crisis del coronavirus. Así se dice en sectores periodísticos … pero estos sectores deberían analizar y reconocer su probable irresponsabilidad.

1. Habrá que buscar responsabilidades entre los periodistas y los medios de comunicación. Hasta qué punto hacen aportaciones positivas, o facilitan la difusión acrítica de falsas noticias, o distorsionan la realidad y las declaraciones, o hacen sectarismo partidista, o crean polémicas estériles, o utilizan los diarios de papel y on line, tertulias radiofónicas y programas televisivos para destruir al adversario político. El diabólico Joseph Goebbels, responsable de la propaganda nazi, es un precedente como maestro de la mentira.

2. Que fácil es ser fiscal, juez, periodista …. sentados en la mesa del estudio o ddl despacho, leyendo periódicos o informes, escuchando la radio amiga, mirando por la ventana o saliendo al balcón y en la terraza, … durante la crisis letal provocada por el coronavirus. Qué fácil es ser fiscal fiscalizando, juez juzgando y periodista escribiendo o hablando sobre la labor del personal sanitario y de los gobernantes. Qué fácil es ser de VOX que se querella contra todos.

3. El personal sanitario y los gobernantes, quizá cometiendo algún error, se juegan día a día, de mañana, de tarde, de noche, de madrugada … su salud para atender a los infectados y para acabar con la pandemia. Pero son maldecidos por algunos fiscales, jueces y periodistas bien duchados, vestidos y perfumados. Pero estos fiscales, jueces y periodistas también cometen errores. ¿O no?

4. Mención aparte es la declaración pública hecha en rueda de prensa desde Moncloa por José Manuel Santiago, general de la Guardia Civil. Dijo que los agentes trabajan en las redes sociales contra las noticias falsas para «minimizar este clima contrario a la gestión de la crisis del corona virus por parte del Gobierno (español)«. ¿Dónde queda la libertad de expresión? ¿Qué se entiende por noticias falsas? ¿Puede el Gobierno español emitir noticias falsas? ¿Que haría en este caso la guardia civil? La ciudadanía, los políticos, los periodistas tienen que exigir explicaciones y responsabilidades.

Compartir esta entrada