Investidura telemática. El coronavirus ridiculiza el TC

4

El coronavirus desautoriza y ridiculiza aún más el desprestigiado Tribunal Constitucional y sus sentencias contra las leyes del Parlament de Catalunya y la investidura telemática del president exiliado Carles Puigdemont.

1. DESPRESTIGIADO TC. El Tribunal Constitucional impidió la elección telemática de Carles Puigdemont como president de la Generalitat argumentando que legalmente era imposible hacerlo por esta vía. Una de sus sentencias (03/27/2019) establecía la nulidad tanto de la ley catalana que permitía la investidura no presencial del candidato como la celebración de reuniones a distancia del Govern. También el Gobierno español argumentaba que no se podía gobernar la Catalunya del XXI por whasapp.

2. AY TORRENT AY. Lamentablemente el president del Parlament, Roger Torrent (ERC), había evitado que la Cámara catalana invistiera a Puigdemont a distancia. Torrent alegaba que así protegía las instituciones y los diputados catalanes ante la posibilidad de desafiar al Estado y que éste volviera a ejercer su represión con virulencia en Catalunya.

3. VÍA TELEMÁTICA. Pero una serie de hechos ponen de relieve que el coronavirus demuestra que la sentencia del TC no se aguanta en pleno siglo XXI. El presidente Pedro Sánchez se reunirá a distancia con los presidentes autonómicos para tratar sobre la gestión del coronavirus. La mesa del Congreso y los portavoces se reunirán por vía telemática para organizar el pleno del 24 de marzo. A esta sesión sólo asistirán en el hemiciclo los ponentes de cada grupo y el resto se acogerán al voto telemático. Varios miembros del Gobierno, afectados por el virus, participarán a distancia en el Consejo de Ministros. Incluso el facha Santiago Abascal ha pedido participar en estas reuniones por videoconferencia. La Eurocámara ha cancelado las votaciones y ha anunciado que los líderes europeos se reunirán por videoconferencia para coordinar la respuesta contra la epidemia. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, utiliza un monitor con una conexión múltiple, para dirigir el país.

4. PUIGNERÓ, BOYE, SALA-I-MARTIN. Ante esta situación, Jordi Puigneró, conseller de Políticas Digitales y Administración, afirma, en contra de lo que han dicho el TC y el Gobierno español, que el país se puede gobernar telemáticamente. Gonzalo Boye, abogado del president Puigdemont, deja claro que el TC aplicó una medida sólo para Catalunya cuando se ha demostrado, en cambio, que se puede trabajar telemáticamente a gran escala y pilotando grandes responsabilidades. El siempre agudo economista Xavier Sala i Martín escribe este tuit: «¿Pero la sagrada Constitución ‘que nos hemos dado entre todos’ no decía que en España no se podía gobernar por videoconferencia? ¿O eso sólo se aplicaba en Catalunya? ¡Qué lio! No me sorprende que los jueces europeos no os entienda «.

Compartir esta entrada