Texto censurado sobre el rey, último artículo en La Vanguardia

7

La dirección de La Vanguardia prescinde de la colaboración de Salvador Cardús Ros. Quien subscribe dejó este diario español después de que Enric Juliana le censurase tres artículos. El texto se titulaba “El príncipe, el pueblo y Dios”. Trataba sobre la última visita a Catalunya del entonces príncipe y hoy rey Felipe VI. Aquel texto censurado, que tenía que haberse publicado el 20 de febrero de 2014, es el último articule en La Vanguardia firmado por el autor de este post.

 

1. El príncipe Felipe concluyó su estancia de cuatro días en Catalunya en el monasterio de Poblet . Ello tiene significado religioso y político. El monasterio es panteón de los reyes de la Corona de Aragón. Poblet está inspirado por la visión del Dios de Jesús que transmite la Iglesia y, al mismo tiempo, desde 1150 está arraigado en la historia y la realidad de Catalunya.

2. El príncipe debería releer, o leer si no lo ha hecho, «Raíces cristianas de Catalunya» (1985). Este documento emblemático del episcopado catalán analiza la relación entre nación catalana y comunidad eclesial a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia católica y de los documentos pontificios.

3. El príncipe sabe que en Poblet está el archivo de Josep Tarradellas , president de la Generalitat de Catalunya. A diferencia de muchos políticos actuales, la Generalitat no procede del franquismo ni de la Constitución de 1978. Tarradellas regresó a Catalunya el 23 de octubre de 1977 como 125 president de la Generalitat . El primer president de la Generalitat fue Berenguer de Cruïlles (1359-1362).

4. El príncipe, creyente o no, tiene el deber en conciencia de estar al servicio del pueblo. ¿A qué parte del pueblo o sociedad civil sirve el príncipe? ¿Escucha a los ciudadanos que de manera democrática, libre y pacífica quieren votar para decidir el futuro de su pueblo? Un tuit tiene mucho éxito en twitter: «El príncipe Felipe estará cuatro días en Catalunya. Ánimo, repite lo que djiiste en 1990: “Catalunya será lo que los catalanes quieran que sea».

5. El príncipe debe saber que en esta Catalunya milenaria de raíces cristianas, y también agnósticas, hay cristianos del siglo XXI que se hacen suya la Doctrina Social de la Iglesia católica para mantenerse, en su opinión, fieles a su conciencia y al Dios de Jesús ¿Qué pasa en caso de conflicto entre el Príncipe y la conciencia, entre el rey y Dios?

6. El príncipe puede ser informado de que Agustín Cortés, obispo de Sant Feliu de Llobregat que acoge el monasterio de Montserrat, dedica dos capítulos al conflicto sobre la conciencia en política en su precioso libro «Creer: la fuerza del testimonio» . Explica los casos del arzobispo Tomás Becket y del consejero Tomás Moro. El primero fue asesinado por orden del rey Enrique II. El segundo fue ejecutado por orden del rey Enrique VIII . El obispo Cortés comenta: «La cuestión fundamental es la misma: la lucha en conciencia contra el poder absoluto que pretende someter la Iglesia y ponerla al servicio de los propios intereses con procedimientos tan anti-evangélicos como la mentira, la violencia y el asesinato».

7. El príncipe y los políticos, sean soberanistas catalanes o soberanistas españoles, pueden reflexionar, escuchar y dialogar desde la propia conciencia y respetando la conciencia de los demás. Los católicos, además , pueden orar desde el fondo de la conciencia y de la fe en Tomás Moro. Santo Tomás Moro es el patrón de los políticos católicos.

 

 

Compartir esta entrada