Lamentable mitin del cardenal Omella en la Sagrada Familia

5

El cardenal Juan José Omella ha hecho un mitin españolista en la denominada «misa por la paz» en la Sagrada Familia con motivo de los atentados en Catalunya. Lamentable.

1. Numerosas reacciones son críticas con Omella. Un par de ejemplos. Jordi López Camps (director general de Afers Religiosos en el Govern Maragall): «El discurso del cardenal Omella parece hecho en la Moncloa. Como cristiano me duele la misa católica en la Sagrada Familia olvidando la pluralidad de creencias de las víctimas. Hay precedentes de otros lugares que lo han hecho diferente, más interreligioso. Una pena la poca sensibilidad del obispado de Barcelona». Carmen Adzerias (ateneísta X la Independència): «Manifesto el máximo desacuerdo con el discurso del obispo de Barcelona. Hecho en castellano, despreciando el catalán. Rancio y españolista. Incapaz en 20 minutos de pronunciar las palabras ‘Catalunya’ o ‘Mossos’, diciendo en su lugar ‘comunidad’ o ‘policía de la región’. Veo la mano oscura del Estado español «.

2. Església Plural (cristianos progresistas y catalanistas) califica de «desafortunada» la intervención del cardenal. Lamenta que no haya utilizado nada el catalán en una homilía pronunciada en Catalunya. Recalca: «El colofón del desacierto ha sido emplear sin lugar matiz la expresión ‘la unión nos hace fuertes mientras que la división nos corroe y nos destruye’, palabras que parecen extraídas de cualquier discurso del presidente Rajoy y del Gobierno español» . Y comenta: «Lamentablemente, el arzobispo aún no ha podido o no ha querido entender la sociedad catalana que, mayoritariamente, percibe las instituciones de su país como expresión de su soberanía y no como un meros entes descentralizados. Una sociedad que también ahora, en momentos de dolor, da una respuesta madura y responsable, y demuestra su voluntad y capacidad de auto gobernarse».

3. Omella si hubiera actuado como obispo católico, y no como político españolista, habría hecho una homilía para explicar el mensaje cristiano. Una frase como «la democracia nos hace fuertes y la no democracia nos destruye ante el terrorismo y cualquier tipo de violencia» sintetiza mejor la Doctrina Social de la Iglesia. Y la democracia implica el respeto y el fomento de los derechos y de las libertades de las personas y de los pueblos.

4. El cardenal no se ha comportado como los profetas bíblicos que denunciaban los comportamientos deshumanizadores de los poderes político y religioso. Omella dijo: «Acaso ¿no es un pecado gravísimo atentar contra la vida de unos semejantes, de nuestros prójimos, de unos seres inocentes y de niños?». Un profeta, mirando los ojos del rey y del presidente español, habría denunciado que también es un pecado gravísimo que el Gobierno español venda armamento a países que impulsan atentados como los sucedidos en Catalunya. Amnistía Internacional informa que España, entre los años 2014 y 2016, ha exportado a Arabia Saudi, el mayor proveedor de terroristas del Estado Islámico, armas por valor de 900 millones de euros.

Compartir esta entrada