La ley contraria a derechos y libertades no se debe obedecer, según la Iglesia

8

Una pregunta sobre la importancia del cumplimiento de las leyes será formulada en el próximo sondeo del CEO (Centro de Estudios de Opinión) de la Generalitat. El unionismo replica con sus habituales descalificaciones.

1. El tripartito C ‘s / PSC / PP rechaza la pregunta del CEO. Destaca el obsesivo Xavier Garcia Albiol: «Esta pregunta pone en evidencia que los líderes de JxSi viven un proceso de desconexión del sentido común. Ninguna persona sensata puede hacer un planteamiento así». También el periodista Lluís Foix escribe: «La pregunta sobre si es importante o no obedecer la ley es ciertamente inédita. No la veo posible en ningún país europeo».

2. El unionismo español vuelve a equivocarse. Esta pregunta no es inédita. Fue formulada en 2011 por el CEO sobre cómo los jóvenes consideran los valores para ser buen ciudadano. Antes, en 2004, el CIS español ya había planteado una pregunta idéntica. La cuestión de fondo es esta:¿han de obedecerse las leyes que atentan contra los derechos y las libertades de las personas y de los pueblos? Hay textos que iluminan esta polémica política y, sobre todo, ética. La Iglesia católica ofrece, no impone, a creyentes y agnósticos una propuesta razonable y cívica en su «Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia».

3. El Compendio habla del derecho a la objeción de conciencia (número 399). «El ciudadano no está obligado en conciencia a seguir las prescripciones de las autoridades civiles si son contrarias a las exigencias del orden moral, a los derechos fundamentales de las personas o a las enseñanzas del Evangelio (…) Quien recurre a la objeción de conciencia debe estar salvaguardado no sólo de sanciones penales, sino también de cualquier perjuicio legal, disciplinario, económico y profesional».

4. El Compendio habla del derecho a resistir, de la resistencia pasiva y no violenta (número 400). «Reconocer que el derecho natural fundamenta y limita el derecho positivo significa admitir que es legítimo resistir ante la autoridad si ésta viola gravemente y repetidamente los principios del derecho natural».

5. El Compendio habla de la defensa de la paz (503). «Todo miembro de las fuerzas armadas está obligado moralmente a oponerse a las órdenes que incitan a atentar contra el derecho de los pueblos y sus principios universales. Los militares son plenamente responsables de los actos que realizan con violación de los derechos de las personas y de los pueblos o de las normas del derecho internacional humanitario. Estos actos no se pueden justificar con el motivo de la obediencia a órdenes superiores».

Compartir esta entrada