Nadal da un vuelco radical al desorden establecido

10

La ley injusta, la fuerza bruta, la corrupción, la idolatría del dinero, el engaño, la marginación de los débiles, la falta de comprensión y de respeto, los ataques a la libertad y a la conciencia, el poder arbitrario, sectario, despota y asesino … constituyen el desorden establecido. Navidad da un vuelco radical al desorden establecido en las conciencias y en el mundo.

     Navidad es Jesús. Humanidad frágil de niño con ojos tristes y esperanzados. El hombre para los demás que pasa por el mundo haciendo el bien en silencio y en acción, consciente de que los otros son hermanos y de que Dios es Padre misericordioso.

     Navidad es María. La mujer que se llena del espíritu de Dios. Espíritu misterioso, que humaniza, libera, solidariza, da esperanza y sentido a la existencia. Ella es la mujer del Magnificat o cántico a Dios: «Las obras de su brazo son potentes. Dispersa los hombres de corazón altivo, derriba a los poderosos de sus tronos, y exalta a los humildes. Llena de bienes a los pobres, y los ricos se vuelven sin nada”.

     Navidad es José. Hombre bueno, justo, discreto. Trabajador. Compañero de María y padre de Jesús.

     Navidad es Belén. Periferia humana de la que el Papa Francisco habla con frecuencia. Situado a la intemperie del tiempo y del espacio. Alejado de los poderes, de los templos, de los palacios.

     Navidad es el grupo de pastores con sus rebaños. Marginados. Los que trabajan duro.

    Navidad son los sabios de Oriente. Personajes de sabiduría humana, humilde, generosa, esperanzada, que buscan y leen los signos de los tiempos, de la tierra, del universo, del cielo.

     Navidad es la estrella. La estelada que guía a los sabios de Oriente, de Occidente, del Norte, del Sur, de todas partes liberando a personas y pueblos de los Herodes poderosos.

     Navidad es Emmanuel. Dios con nosotros. Desconocido, intuido, deseado, experimentado en nuestro interior y más allá, encarnado y trascendente. Misterioso.

     Navidad es la huida a Egipto. Historia milenaria y dolorosa de exiliados, emigrantes, refugiados, sin techo, sin papeles, desahuciados, de los que lloran, están solos, los despreciados y olvidados.

     Navidad es cántico. Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que él ama.

     Feliz Navidad 2016/17

Compartir esta entrada