Victoria Molins. Monja de los marginados e independentista

14

M. Victoria Molins (1936), religiosa teresiana comprometida con los más marginados (presos, sin techo, prostitutas, inmigrantes) y participante en las grandes manifestaciones del 11S, aprovechó una estancia en Montserrat para reflexionar sobre independentismo y cristianismo.

               La monja escribe: «Nada de lo humano no debe ser indiferente a los seguidores de Jesús (…) Quienes amamos Catalunya y quisiéramos su independencia de España, si lo hacemos desde nuestro ser más profundo (que no debe dejar de lado el Evangelio en el caso de los creyentes cristianos), no podemos de ninguna manera incubar sentimientos de odio o de resentimiento». Insiste: «Reivindicar nuestros derechos -que es bueno, justo y necesario- no nos debe llevar a rencores, odios, insultos y menosprecios».

               La cristiana Victoria Molins promueve la Catalunya independiente con una postura pacifista y evangélica. Hace referencia a las aportaciones de personajes como el obispo Josep Torras i Bages, el arquitecto Antoni Gaudí, el músico Pau Casals, el político Manuel Carrasco i Formiguera, ejecutado por el franquismo.

               Recuerda las palabras de Pau Casals en las Naciones Unidas (1971): «Dejadme que os diga algo … yo soy catalán. Catalunya es hoy una región de España, pero ¿que ha sido Catalunya? Catalunya ha sido la nación más grande del mundo. Yo os explicaré el porqué. Catalunya tuvo el primer Parlamento, mucho antes que Inglaterra. Catalunya tuvo las primeras Naciones Unidas. En el siglo XI todas las autoridades de Catalunya se reunieron en una ciudad de Francia, Toluges, entonces Catalunya, para hablar de paz, en el siglo XI … paz en el mundo y contra, contra, contra las guerras, la inhumanidad de las guerras … esto es Catalunya «.

               Molins también recuerda a Carrasco i Formiguera, «porque su grito a la hora del fusilamiento: ‘Visca Catalunya lliure!’ y  ‘Jesús, Jesús, Jesús’ (…) Yo reivindicaría hoy las mismas ideas que, resumidas, defendió Manuel Carrasco i Formiguera al hablar de una Catalunya libre, por la que murió».

               Victòria Molins efectúa estas consideraciones en el artículo «Reflexions catalanistess a la llum de l’Evangelio» publicado en «El Pregó». En cambio www.CatalunyaReligió.cat desistió de acoger este texto.

               (Traducción del texto publicado en www.tribunacatalana.cat)

Compartir esta entrada