Polémica taurina. El Papa es anti español

11

Los españolistas acusan a los soberanistas catalanes de ser contrarios a las corridas de toros porque son anti españoles. El Papa Francisco también es anti español porque es contrario al sufrimiento de los animales.

1. TORTURAR TOROS ES CONSTITUCIONAL. Hay españoles que sostienen que estar en contra de las corridas es ser anti español. Así se manifiestan, por ejemplo, Javier Garcia Albiol (PP) y los magistrados del desprestigiado Tribunal Constitucional, incluida la catalana Encarna Roca. Torturar toros es inhumano pero es constitucional. La Constitución española prevalece sobre el humanismo universal.

2. PRECISIONES DEL CONSELLER VILA. La cuestión se ha vuelto a plantear debido, entre otras causas, a unas declaraciones del conseller Santi Vila al diario españolista «El País». Vila ha reconocido después de que imprecisiones en su propio lenguaje y en la transcripción periodística han encendido esta polémica taurina. El conseller, en una tertulia radiofónica en Can Basté, ha dado una buena estocada cívica a un defensor de las salvajes corridas como Albert Gimeno, periodista de «La Vanguardia» y buen amigo del franquista Jorge Fernández Díaz. La tesis del conseller es que la tauromaquia agoniza gracias a la creciente sensibilidad ecológica y el respeto a todos los seres vivos.

3. LA CRUELDAD CON LOS ANIMALES ES CONTRARIO A LA DIGNIDAD HUMANA. Santi Vila incluso pone al Papa Francisco como autoridad ética en esta materia. El Papa escribe en el punto 92 de su encíclica «Alabado seas»: «La indiferencia o la crueldad ante las otras criaturas de este mundo siempre acaban trasladándose de alguna manera al trato que damos a otros seres humanos. El corazón es uno solo, y la misma miseria que lleva a maltratar a un animal no tarda en manifestarse en la relación con las otras personas. Todo ensañamiento con cualquier criatura es contrario a la dignidad humana».

4. PAPA ANTI ESPAÑOL. El Papa rancisco ama a los animales. Ha sido fotografiado acariciando ovejas, palomas, perros … Él se expresa en su encíclica radicalmente contrario a torturar a los animales, incluidos los toros. El Papa es anti español, según la lógica, por decirlo de alguna manera, españolista que hace del sufrimiento y la tortura de los toros una fiesta nacional. ¡Qué fiesta! ¡Qué nación! ¡Qué Constitución!.

Compartir esta entrada