Votaré a los 4 imputados (CDC) por poner urnas y contra la banda de los 4

5

Un periodista es ecuánime en tareas informativas y de opinión aunque revele el sentido de su voto si lo hace de manera razonada y respetuosa. El voto hubiera sido por Junts pel Si. Como no puede ser, el voto se decanta por Convergència.

1.Vale la pena votar pensando en  los cuatro demócratas imputados por poner las urnas en la calle y en contra de la banda de los cuatro que, de una u otra manera, no quieren que Catalunya se exprese democráticamente en referéndum sobre su futuro. Los cuatro imputados son los catalanes Francesc Homs, Artur Mas, Irene Rigau y Joanna Ortega. La banda de los cuatro está integrada por los españoles Mariano Rajoy, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera.

2. La banda de los 4 y las constitucionales cloacas del estado tienen el soberanismo catalán democrático y pacífico como su enemigo número uno. Las conversaciones indecentes entre los franquistas Jorge Fernández Díaz (ministro de Interior) y Daniel de Alfonso (director de la Oficina Antifraude de Catalunya) lo demuestra. Utilizan el aparato del estado, al margen de la legalidad y sin ética, para intentar la destrucción del adversario político.

3. La unidad y la soberanía de España, pues, justifican guerras sucias y dictaduras. Este GAL mediático del PP, en acertada expresión del president Carles Puigdemont, enlaza con el GAL funesto del PSOE. También recuerda el intento de golpe de estado del 23 F. Fernández Díaz y De Alfonso han conspirado para montar un golpe de estado contra las instituciones legítimas de Catalunya y echar a Artur Mas de la presidencia de la Generalitat.

4. El brazo ejecutor del complot franquista contra Mas ha sido tristemente la pseudo revolucionaria CUP, liderada por la quemada y desprestigiada Anna Gabriel. Pero la bala de populares y cupaires les ha salido por la culata. Ahora hay dos grandes presidentes. Son Mas y Carles Puigdemont que, además, mantienen un buen entendimiento.

5. Tras el 26J será necesario que la CDC de Carles Puigdemont/Francesc Homs y la ERC de Oriol Junquera/Gabriel Rufián configuren un sólido JxSi en el Congreso y en el Senado del país vecino. La unidad política, parlamentaria, institucional y cívica del soberanismo catalán democrático y pacífico es lo que más es temido por el corrupto y provinciano sistema constitucional español. El soberanismo es la fuerza realmente transformadora de la sociedad catalana. No lo es ninguna fuerza, vieja o nueva, dependentista o sucursalista. Los sectores inteligentes españoles deberían comprender el soberanismo catalán, aceptarlo y colaborar con él en bien de la salud democrática de la propia España. JxSi debe liderar la promoción y defensa de los derechos y las libertades de las personas y también de los derechos y las libertades de los pueblos. La Catalunya soberana podrá mantener con la España soberana, en plano de igualdad, una relación más libre y más solidaria.

Compartir esta entrada