Millones de motivos para votar soberanismo este 20 de diciembre

5

Millones de motivos para votar soberanismo catalán este 20 de diciembre. Millones de soberanistas votaron el 27 de septiembre. También millones de ciudadanas y ciudadanos lamentan no haber votado soberanismo aquel día con el riesgo de dejar Catalunya en manos ajenas y contrarias a los legítimos intereses de la sociedad catalana.

1. El soberanismo catalán sólo tiene la fuerza de su gente, de las grandes manifestaciones en la calle, masivas, transversales y pacíficas, del entendimiento entre las fuerzas catalanas y, sobre todo, de las urnas y los votos.

2. La gran fuerza del soberanismo es votar a los partidos soberanistas. Ahora Democracia i Lliberta (DiL) y ERC.

3. Junts por Si pide el voto para DiL y ERC. Raül Romeva, Muriel Casals, Carmen Forcadell, Eduardo Reyes, Oriol Amat, Lluís Llach, Anna Caula, Josep Maria Forné, Carmina Castellevi, Germà Bel y Montserrat Palau piden el voto de la ciudadanía «para las dos únicas candidaturas independentistas en estas elecciones, ERC y Democracia i Llibertat».

4. La abstención propiciada por la CUP es considerada por muchos soberanistas como un gran error. Facilita un desacomplejamiento del unionismo españolista. Es necesario que los cupaires lo repiensen y voten a las fuerzas soberanistas

5. El soberanismo español es incoherente. Afirma: «Yo soy tan catalán como español, pero no quiero que Catalunya sea soberana como España». El soberanismo español (Podemos, PSCPSOE, PP, Ciudadanos, Duran) defiende la dependencia subordinada de Catalunya respecto España. Sólo el voto soberanista puede salvar a la ciudadanía de esta dependencia.

6. La proclama electoral de Pablo Iglesias de que está a favor de un referéndum en Catalunya recuerda el engaño que supuso el «apoyaré» de Zapatero a favor del Estatut que aprobara el Parlament de Catalunya. Pero Iglesias, que es el jefe de Ada Colau, deja claro que Podemos está en contra de la soberanía de Catalunya. La misma Colau nunca se ha mostrado a favor de la soberanía catalana, El «sí, se puede», ¡prohibido decirlo en catalán!, es en realidad un «no, no se puede» porque va en contra de la soberanía de Catalunya.

7. El voto soberanista es el único eficaz que tiene Catalunya para romper con la dependencia subordinada de Madrid y de sus élites económicas y funcionariales.

8. El voto soberanista va a favor de Catalunya y de su gente, de su economía y sus instituciones. No va contra nadie y tampoco contra España, a diferencia de Carmen/Carme Chacon que lo único que expone en su envejecido lema electoral es ir contra Mariano Rajoy.

9. El voto soberanista es útil a diferencia de lo que representa Josep Antoni Duran Lleida que es un voto perdido como se demostró en las elecciones del 27 de septiembre cuando Unió se convirtió en partido extraparlamentario. Duran prefiere pactar con el PP que es el partido más corrupto de España y que se querella contra el president de Catalunya.

10. El voto soberanista también es útil para acabar con la humareda del bluf del «ciudadano» Albert Rivera, un catalán aceptado en España y por la caverna españolista en la medida que renuncia a defender las legítimas aspiraciones de Catalunya como nación. Nación o, dicho sea en olvidada terminología constitucional, como nacionalidad.

11. Los artículos lavanguardistas de José Antonio Zarzalejos, Gregorio Moran, Màrius Carol, Antoni Puigverd, Rafael Jorba, Enric Juliana, Llàtzer Moix, Joaquin Luna, Arturo San Agustín, JJ López Burniol, Francesc Granell, Lluís Foix, Laura Freixa, Fernando Onega, Miguel Angel Aguilar, y otros son tan favorables al soberanismo español que provocan una reacción contraria. La de votar a favor del soberanismo catalán.

(Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: «Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye no ser inquietado por causa de las opiniones»)

(Enric Juliana: «Descansa @orioldomingo que la bilis te hará daño»)

Compartir esta entrada