El Papa con naciones independizadas de España

15

1. El Papa Francisco visita tres naciones independizadas de España. Califica Ecuador, Bolivia y Paraguay de «tres naciones hermanas». Las llama nación, patria, país, pueblo, sociedad. Este es uno de los motivos por el que la visita papal despierta especial interés en Catalunya (nación, patria, país, pueblo, sociedad) que vive un proceso soberanista.

2. Estas naciones tienen un número reducido de habitantes comparadas con España. El estado español tiene 46.725.164 de habitantes; Ecuador, 15.775.500; Bolivia, 10.389.913; Catalunya, 7.553.650; Paraguay, 6.786.000 habitantes. Las naciones pequeñas son viables y tienen pleno sentido en el siglo XXI, a pesar de la opinión contraria de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos.

3. Las naciones independizadas son respetables desde las perspectivas humana, cívica, política, eclesial y cristiana. La postura de la Iglesia católica sobre las realidades nacionales consiste en ser precisamente católica y plural, no monolítica ni uniformista. El catolicismo implica que la Iglesia transmite el Evangelio de Jesús a todos los pueblos, todas las culturas, todas las lenguas. Incluso, la apelación a Dios está presente en las actas de declaración de independencia de estas naciones.

4. El 10 de agosto de 1809 se proclama el Primer Grito de la Independencia de Ecuador, en Quito. La población se libera del dominio colonial de la corona española y decide constituir un gobierno soberano.

5. El período de construcción de la independencia de Bolivia empieza en 1809 y termina el 6 de agosto de 1825. Los patriotas bolivianos se imponen a los realistas españoles. El Acta de la independencia establece: «Habiendo implorado, llena de sumisión y respetuoso ardor, la paternal asistencia del Hacedor santo del orbe, y tranquila en lo íntimo de su conciencia por la buena fe, ha llegado el venturoso día en que los inalterables y ardientes votos del Alto Perú (la actual Bolivia), por emanciparse del poder injusto, opresor, y miserable del Rey Fernando VII (…) se erige un Estado soberano e independiente de todas las naciones, tanto del viejo como del nuevo mundo» .

6. El acta de la declaración de la independencia del Paraguay (25 de noviembre 1842, ciudad de la Asunción) establece: «Considerando que nuestra emancipación e independencia es un hecho solemne e incontestable en el espacio de más de treinta años. Que durante este largo tiempo y desde que la República del Paraguay se segregó con sus esfuerzos de la metrópoli española para siempre (…) Confiados en la Divina Providencia declaramos solemnemente: 1) La República del Paraguay en el Río de la Plata es  para siempre de hecho y de derecho una nación libre e independiente de todo poder extraño. 2) Nunca jamás será patrimonio de una persona o de una familia (…)».

7. España ha tenido que aceptar que estos territorios que un día fueron dominados por su poder político, cultural y económico son hoy naciones soberanas. Ahora hay una mutua y cordial colaboración entre naciones soberanas.

Compartir esta entrada