No soy un rufián ni el rufianesco Aragonès. Soy un tarado

121

«Gabriel Rufián tiene mi apoyo y el del partido”, afirma el rufianesco Pere Aragonès a Catalunya Ràdio, mostrando que es un presidente políticamente débil al humillarse ante Rufian, portavoz del ER de Oriol Junqueras en España. Un rufián que, como hace el españolismo, insulta al independentismo catalán democrático y pacífico, a los exiliados, al presidente Carles Puigdemont al que califica de “tarado”.

2.- Rufián ha hecho ver que ha pedido perdón. Un perdón que recuerda una confesión borbónica: “Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir”. Y los de su partido, elogian estas palabras que son un engaño porque como un rufián cualquiera mantiene sistemáticamente desde hace tiempo su tono demagógico e insultante.

3.- Este Rufián es el de las traicioneras 155 monedas de plata, el que desprecia Waterloo, el que se hace suyos los informes de las cloacas del estado que vinculan Vladimir Putin con el soberanismo catalán olvidándose de los reyes y los presidentes de España que se han relacionado con el maldito presidente ruso. Es el rufian que califica a la gente de Junts de “hiperventilados, independentistas mágicos, señoritos jugando a James Bond”.

4.- El rufianesco Aragonés y todos los rufianes deberían saber que es un rufiany un tarado. “RUFIÁN. Alcavote. Persona perversa, sin honor” (Diccionari de la llengua catalana).

5.- “TARADO. Participio del verbo tarar. Que parece rara física o psíquica. Tonto, bobo, alocado” (Diccionario de la lengua española). “ESTAR TARADO. Estar loco, estar calabaza, estar como una calabaza, estar como una lámpara, estar como una lámpara de gancho, estar mal de la cabeza, estar para cerrarlo, estar para que lo cierren, estar sonado, estar tocado, estar tocado de ala, estar tocado de la seta, estar tocado de la cabeza, estar tostado, faltar una cocida, faltar un hervor, no girar redondo, no estar todo, no tocar cuartos ni horas, hablar solo, tener perdigón en el ala, vivir en otro mundo” (Diccionari de sinónims).

6.- Réplica: No soy ni un rufian ni el rufianesco Aragonés. Yo también soy un tarado.

Compartir esta entrada