El Barça catalán da un ‘cop de falç’ cívico a la Roja española

46

Dos partidos de fútbol en Catalunya en cuatro días en las antípodas uno del otro. El Barça catalán, que ha jugado en el Camp Nou ante el Madrid, ha dado un buen «cop de falç» cívico a la Roja española, que ha jugado contra Albania en el campo del Espanyol.


2.- Un «cop de falç» cuantitativo y cualitativo. En cantidad porque pone las cosas en su sitio, digan lo que digan los media españolistas que ignoran o desprecian todo signo y vivencia de catalanidad. Los 35.000 espectadores de la Roja no llenaron el campo del Espanyol mientras que 91.553 espectadores del Barça llenaron el Camp Nou. Prácticamente tres veces más. Récord histórico y con proyección catalana mundial en fútbol femenino. Sí, el Barça es más que un club.


3.- El partido de la Roja tuvo un carácter provinciano con mal gusto de pasado franquista. Lenguaje imperial, también en las radios y las teles. Brazos levantados. Rojigualdas con el pajarraco. Gritos anticatalanes y antidemocráticos como los de “Polaco el que no vote”, “Puigdemont a prisión”, y otros como “Kosovo es Serbia” y “Catalunya es Espanya”. Euforia patética de dirigentes de PP, VOX y CS en demolición.


4.- ¡Qué contraste cuatro días después con el partido de las chicas del Fútbol Club Barcelona jugando muy bien y ganando al Madrid! Ambiente festivo. Sin insultos ni crispaciones. Banderas del Barça y de Catalunya. Cánticos. «Els segadors», himno nacional de Catalunya, cantado por el pueblo porque tiene letra, a diferencia del vacío del himno de España. “Bon cop de falç (…) Com fem caure espigues d’or, quan convé seguem cadenes».

Compartir esta entrada