España con Marruecos contra Kosovo, Ucraina, Sáhara Occidental, Catalunya

249

El Gobierno del régimen borbónico español, presidido por Pedro Sánchez (PSOE), aprovecha su alianza con el rey autoritario de Marruecos, Mohamed VI, para ir contra Kosovo, Ucrania, Sáhara Occidental, Catalunya y el derecho de autodeterminación de estos pueblos.

2.- España es de los pocos estados que no reconoce la independencia de Kosovo porque, por coherencia democrática, debería reconocer la independencia de Catalunya. España no acepta el derecho de autodeterminación del Sáhara Occidental porque, por coherencia democrática, debería aceptar el derecho de autodeterminación de Catalunya. España está contra Rusia pero no defiende la soberanía de Ucrania porque, por coherencia democrática, debería defender a Cataluña soberana.

3.- El chantaje del monarca marroquí, el camaleónico presidente español y la crisis del régimen borbónico convierten unas palabras de Felipe VI sobre el conflicto Marruecos/Sáhara Occidental en fraseología vacía de contenido. El rey español defendió la autodeterminación del Sáhara Occidental en la 71 asamblea general de Naciones Unidas (año 2016). Dijo: “España apoya los esfuerzos de Naciones Unidas en favor de una solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de las Disposiciones compatibles con los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas”.

4.- El régimen español debe asumir que el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos aprobado por las Naciones Unidas, y que incluye el derecho de autodeterminación, consta en el BOE (Boletín Oficial del Estado) 1977/10733. Queda muy claro: “Todos los pueblos tienen el derecho de autodeterminación (…) Los Estados partes en este Pacto (…) promoverán el ejercicio del derecho de libre determinación, y respetarán este derecho de conformidad con las disposiciones de la carta de las Naciones Unidas”.

5.- Mientras l’ER de Oriol Junqueras, Pere Aragonés y Gabrel Rufian desempeña un triste papel dependentista y de autonomismo autonomizado. ER mantiene su confianza y apoyo a un Gobierno español que se alía con quien sea para ir contra el derecho de autodeterminación de Kosovo, Ucrania, Sáhara Occidental, Catalunya.

Compartir esta entrada