Plegaria por Ucraina, Catalunya y todos los pueblos

57

Plegaria desde Catalunya por Ucrania, la propia Catalunya y todos los pueblos. Plegaria de compromiso cívico y humanitario. Plegaria con los valores cristianos de liberación, solidaridad y, a pesar de todo, de esperanza.

2.- Orar para que se respeten los derechos y las libertades de todas las personas y de todos los pueblos que es el camino imprescindible para una auténtica paz.

3.- Orar para que los estados cesen sus actuaciones creadoras de represión, miedo, prisión, exilio.

4.- Orar para que las relaciones entre los pueblos se basen en la democracia, la libertad, la solidaridad, las urnas, y el mutuo respecto a la soberanía nacional.

5.- Orar para que la llamada pacificadora de la Comunidad de Sant Egidio (asociación pública de laicos de la Iglesia Católica, presidida por Andrea Riccardi) sea escuchada por las autoridades y la ciudadanía. Sigue esta llamada…

6.- “En estas horas dramáticas para la capital de Ucrania, Andrea Riccardi y la Comunidad de Sant’Egidio, con el siguiente manifiesto al que todos se pueden adherir, lanzan la propuesta de llegar a un inmediato alto el fuego y de proclamar de forma urgente Kiev como «ciudad abierta»:

Llamamiento para salvar Kiev

Kiev, capital de tres millones de habitantes, es hoy un campo de batalla en Europa. La población civil, indefensa, vive en una situación de peligro y terror mientras busca protección en los refugios subterráneos. Los más débiles, desde los ancianos hasta los niños o las personas sin hogar, están aún más expuestos. Ya ha habido las primeras víctimas civiles. Kiev es una ciudad que representa un gran patrimonio cultural. No se puede pensar en la cultura europea, en la historia de Europa sin Kiev, al igual que no se puede pensar en la cultura rusa, en la historia de Rusia, sin Kiev. La ciudad, con sus monumentos, contiene conjuntos que son patrimonio de la humanidad.

Kiev es una ciudad santuario para muchos cristianos, en primer lugar para los cristianos ortodoxos de todo el mundo. En Kiev, comenzó la historia de fe de los pueblos ucraniano, bielorruso y ruso. En Kiev nació el monaquismo ucraniano y ruso. El gran monasterio de la laura de las cuevas que domina desde la montaña el gran río Dnieper es un lugar sagrado y milenario de peregrinación y oración. Kiev es una ciudad de gran valor para todo el mundo cristiano.

El destino de Kiev no deja indiferentes a aquellos que, desde Oriente hasta Occidente, miran y viven apasionadamente la ciudad y su gente. Después de Sarajevo, después de Alepo, no podemos volver a ser testigos del asedio de una gran ciudad. Los habitantes de Kiev piden un impulso de humanidad. Su patrimonio cultural no puede estar expuesto en el peligro de destrucción. La santidad de Kiev para el mundo cristiano exige respeto.

Imploramos a aquellos que pueden decidir abstenerse de utilizar las armas en Kiev que declaren un alto el fuego en la ciudad, que proclamen Kiev como una “ciudad abierta”, que no ataquen a sus habitantes con la violencia de las armas, que no violen una ciudad que hoy toda la humanidad mira. Que esta decisión facilite una negociación para conseguir la paz en Ucrania.

Compartir esta entrada