El español Iceta defiende el deporte español e ignora las acciones a favor del catalán

80

PUNTO.- Miquel Iceta, ministro español de Cultura y Deporte pero sin profesión ni titulación académica conocidas según Wikipedia, está a favor del deporte español y dice que es un gran día para Barcelona que la Vuelta Ciclista a España esté presente en esta ciudad de la comunidad autónoma catalana. Una clara politización españolista del deporte por parte de Iceta que da satisfacción a PP, VOX, CS, PSOE y similares…

CONTRAPUNTO.- Iceta, como ministro de Cultura española, ignora olímpicamente el decálogo de www.mantincelcatala.cat para mantener el catalán siempre, en todas partes y con todos ante la ofensiva judicial, política y mediática contra el catalán en Catalunya. Éste es el “Decàleg mantinc el català”.

1.- Concienciar al máximo número de personas de mantener el catalán siempre, en todas partes y con todos en el ámbito de los territorios de habla catalana: Iniciar las conversaciones, tanto orales como escritas, siempre en catalán. Mantener las conversaciones en catalán, siempre que la otra persona o personas nos entiendan. Dirigirse siempre en catalán en los comercios, las empresas, las entidades y asociaciones y en la Administración.

2.- Animar a todos a propagar este hábito lingüístico, en especial en el entorno particular de cada uno.

3.- Impulsar estos hábitos lingüísticos en la educación para conseguir que docentes y alumnos mantengan siempre el catalán.

4.- Exigir a los políticos comprometidos con la defensa de la lengua que, como referentes lingüísticos que son, mantengan siempre el catalán, especialmente en las conferencias de prensa.

5.- Animar a las asociaciones, entidades, empresas y trabajadores que, de cara al público, inicien las conversaciones y las mantengan en catalán siempre que sea posible, también en sus redes sociales y medios de difusión.

6.- Entender el catalán como una lengua de integración y de bienvenida, y compartirla con los recién llegados.

7.- Presionar a los medios de comunicación públicos para que cumplan su función de difundir la lengua catalana y para que así sirvan de ejemplo en cuanto a mantener el catalán.

8.- Conocer y defender nuestros derechos lingüísticos: tenemos derecho a que nos atiendan en lengua catalana, sin tener que cambiar de lengua.

9.- Colaborar, en la medida de lo posible, con organizaciones y entidades que trabajen para reforzar este hábito lingüístico.

10.- Entender el hecho de mantener el catalán como un requisito indispensable para ayudar a mejorar el uso social de nuestra lengua.

Compartir esta entrada