Pedro Sánchez basa el diálogo (?) en la delegada Gay del represor 155

70

Pedro Sánchez tiene tanta exquisita voluntad de diálogo con el Govern de Catalunya que, para sustituir a la quemada Teresa Cunillera, nombra como delegada del Gobierno español a María Eugenia Gay, avalista del represor 155 aplicado a toda Catalunya contra el soberanismo catalán. Su labor como decana del Colegio de Abogados se caracteriza por otros episodios significativos similares. Ha dado cobertura a grupos españolistas y también al fiscal José Zaragoza que actuó, al igual que VOX, en el juicio contra los presos políticos catalanes. Su actuación no ha sido conciliadora porque ha dividido el honorable Colegio de Abogados que es una entidad prestigiosa en la sociedad catalana.

2.- Maria Eugenia Gay se identifica plenamente con la postura oficial del PSOE de Pedro Sánchez, Miquel Iceta y Salvador Illa. Los cuatro son activistas anti soberanistas. Su trayectoria hace prever, por tanto, que la delegada española dejará bien enterrado el supuesto republicanismo y federalismo del PSOE. Desde el primer momento expresará su apoyo incondicional a la monarquía borbónica y justificará el juancarlismo.

3.- La delegada Gay, en sintonía con el PSOE implicado en la guerra sucia de los GAL, se negará a investigar las declaraciones del comisario patriótico José Manuel Villarejo, condecorado por el Gobierno español, sobre las relaciones entre el CNI (Centro Nacional de Inteligencia) y los atentados en Barcelona y Cambrils. No querrá poner luz a la oscuridad de este atentado que es uno de los episodios más escalofriantes de la guerra sucia y de las cloacas del estado.

4.- Y ante el conflicto permanente que el desprestigiado sistema judicial español mantiene con la justicia de los distintos estados de la Unión Europea, la abogada Gay se decantará por la justicia española en contra de la justicia europea. Hay que dejar constancia de que el régimen español, del que Maria Eugenia Gay forma parte destacada, trata a los exiliados políticos catalanes como peligrosos criminales mientras que, gracias a la justicia europea, los exiliados políticos catalanes viven en libertad en la Unión Europea.

Compartir esta entrada