Los represores han de dimitir, no Puigdemont ni Junqueras

19

PUNTO.- Jordi Cuixart se retira de presidente de Òmnium Cultural. Ferran Casas, subdirector del naciodigital, comenta: “Cuixart, que este tiempo ha intentado hacer puentes sorteando el sectarismo de algunos de los dirigentes del proceso, ha conseguido que Òmnium no se pusiera al servicio de ninguna estrategia de partido (…) Puigdemont y Junqueras deben seguir pero deben hacerlo con otra mirada y los votantes han decidido que ninguno de ellos puede hacerlo solo”.

CONTRAPUNTO.- Carles Puigdemont y Oriol Junqueras no deben dimitir. Su futuro no debe ser puesto en manos del régimen represor ni ahora en manos de la nueva delegada del Gobierno español, Maria Eugenia Gay, una activista antisoberanista. Los represores, desde lo más alto hasta el último, son los que deben dimitir si quieren hacer un servicio a la democracia. La estrategia conjunta de las fuerzas políticas que Puigdemont y Junqueras lideran es la mejor forma para actuar a favor de la soberanía catalana y dar respuesta democrática a la represión institucional, judicial, policial, mediática. Esta actuación conjunta debe realizarse en Catalunya, en España, en la Unión Europea.

Compartir esta entrada