Dos certezas. Morir y el voto de ER a favor de los presupuestos del Gobierno borbónico

10

Hay dos certezas en la condición humana y en la circunstancia catalana. Una, la muerte inexorable que vendrá sin conocer el día y la hora. La otra certeza es el voto de ER favorable a los presupuestos estatales impuestos por el Gobierno borbónico y juancarlista español (PSOE, Podemos) presidido por Pedro Sánchez. Un internauta bien informado y con experiencia deja constancia de ello en las redes sociales. «Certeza: Calidad de cierto, de verdadero» (Traducido del Diccionari de la llengua catalana).

2.- ER, digan lo que digan sus actuales dirigentes, apoya a Pedro Sánchez pese a que su Gobierno mantiene la represión, impulsa el español y perjudica el catalán en el estado y en su proyección internacional, se niega a realizar un traspaso tan crucial como el de Cercanías y un largo etcétera de incumplimientos y de gastos no realizados. Es  incomprensible el comportamiento sumiso y dependentista del partido de Oriol Junqueras, Pere Aragonés y Gabriel Rufián, el de las traidoras «155 monedas de plata», palabras tan inolvidables como las de «presidente, ponga las urnas» de Carme Forcadell.

3.- La excusa del Gobierno Sánchez es que el traspaso de Cercanías se debería tratar en la mesa de diálogo. El Gobierno español, con la complicidad de ER, dinamita así esta mesa fantasmal porque su tarea no es hablar de transferencias. Su misión, al menos formalmente, es ir a fondo del conflicto entre España y Calalunya tratando sobre la amnistía, respetando la voluntad de los catalanes expresada en las urnas, el derecho de autodeterminación y el fin de la represión.

4.- La subordinación de ER a los intereses del PSOE provoca al mismo tiempo una grieta en la unidad estratégica del soberanismo / independentismo catalán y de su actuación en Catalunya, en el régimen español, en la Unión Europea.

Esta unidad estratégica es sustancial para defender de manera democrática y pacífica los derechos y las libertades de todas las personas y de Catalunya con nación.

Compartir esta entrada