Un pequeño tumor y una plegaria íntima

5

1.- Breve diálogo entre Ramon y Oriol. Acostumbran a encontrarse cada semana para preparar textos cívicos y eclesiales. En los últimos meses por skype debido a la pandemia. Hacia unos tres meses que no estaban en contacto, desde comienzos de verano.

2.- Oriol envía a Ramon un email … «Estimado Ramon. En la primera reunión del grupo, aunque telemática, hemos hablado de ti. Después he asistido a una reunión de otro grupo, esta presencial con mascarilla y distancia. Han preguntado por ti. ¡Hay tanto trabajo que hacer! Inacabable. ¿Cómo estás? ¿que haces? Cordialmente».

3.- Ramon contesta a Oriol también por email … «Hola. Me han intervenido de un pequeño tumor en un intestino delgado. Todo ha ido bien y me encuentro bien volviendo ya hacia mi comunidad. Todavía no tenemos la información de la anatomía patológica. Cuando todo esté disponible tendremos la valoración. Gracias por el interés».

4.- Oriol comenta a Ramón ... «¡Ay Ramon ! Quien esté libre de un pequeño tumor … quien esté libre de un dolor de cabeza … quien esté libre de cansancio … quien esté libre de cualquier mal … que tire la primera piedra. Y como no la podemos tirar … iremos yendo adelante, piedra a piedra, libremente, esperanzadamente … y con una plegaria  que, dicen y confiamos, fortalece el espíritu desde la más profunda intimidad».

Compartir esta entrada