El Pedro Sánchez del «nunca jamás» unilateral degrada el diálogo entre Catalunya y España

8

1.- El monárquico y ultra centralista Pedro Sánchez, el del antidemocrático «nunca jamás», impone de forma unilateral un alud de prohibiciones en la mesa de diálogo (?) entre los gobiernos catalán y español que degrada cualquier supuesto escenario dialogante y los convierte en humo.

2.- La última prohibición de Pedro Sánchez consiste en impedir el traspaso de los aeropuertos catalanes perjudican los intereses sociales y económicos de Catalunya.

3.- Pedro Sánchez «nunca jamás» quiere hablar de la Declaración Universal de Derechos Humanos (el punto 21 contempla el derecho de autodeterminación) aunque así Sánchez viole el artículo 10.2 de la Contitución.

4.- Pedro Sánchez «nunca jamás» quiere tratar sobre el derecho de autodeterminación aunque así vuelva a violar el BOE (1977/10733) que asume el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos aprobado por NNUU (Punto 1: «todos los pueblos tienen el derecho de autodeterminación»).

5.- Pedro Sánchez «nunca jamás» quiere cambiar el sistema judicial y policial con adn franquista que se dedica a perseguir el legítimo soberanismo catalán democrático y pacífico.

6.- Pedro Sánchez, del partido de los GAL, «nunca jamás» se compromete de manera efectiva a liquidar la represión y las cloacas del estado,, y no subvencionar con dinero público la caverna mediática.

7.-Pedro Sánchez «nunca jamás» estará abierto a la amnistía, aunque ésta es constitucionalmente posible porque no está prohibida en la Constitución.

8.- Pedro Sanchez «nunca jamás» admitirá el retorno a Catalunya de los exiliados como el president Carles Puigdemont, tratados como delincuentes violentos por el régimen español mientras son considerados demócratas pacíficos por la Unión Europea donde viven en libertad

9.- Pedro Sánchez «nunca jamás» admitirá un debate sobre la monarquía ni una comisión parlamentaria que investigue el oscuro asunto del fugado Juan Carlos I

10.- Pedro Sánchez «nunca jamás» equiparará en plan de igualdad el catalán y el español, y por ello, por ejemplo, expresarse en catalán en el Congreso y en el Senado está prohibido y es castigado.

11.-Pedro Sánchez «nunca jamás» admitirá que, como propone el soberanismo, la relación entre Catalunya y España se base en la democracia, la libertad, la solidaridad y el mutuo respeto a la soberanía de ambas naciones.

Compartir esta entrada