Quim Torra pide la dimisión del ministro de Interior por el espionaje en Catalunya

20

1.- Quim Torra, presidente catalán destituido por el sistema judicial español (¡!), reacciona con firmeza democrática ante el caso de espionaje denunciado por Microsoft según el cual el régimen español ha comprado software para espiar políticos, periodistas, disidentes, activistas y embajadores en Catalunya.

2.- Dada la gravedad del asunto, el 131 president de Catalunya pide a los partidos catalanes que exijan explicaciones urgentemente en el Congreso y la dimisión inmediata del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

3.- Según Microsoft, el software adquirido por el régimen español y utilizado contra los independentistas catalanes permite entrar ilícitamente en teléfonos móviles, ordenadores y dispositivos conectados a internet. Torra comenta: «Esta es una demostración más de la falta de compromiso y calidad democrática de España y de sus máximos gobernantes. Es imprescindible hacer un frente común de todos los demócratas catalanes para exigir responsabilidades, más allá de los procesos judiciales que se puedan emprender por parte de los afectados».

4.- Quim Torra resalta que «un Gobierno, como el español, que actúa de esta manera, directa e indirectamente, con los aparatos del estado, no se puede confiar en que se siente a la mesa de negociación con voluntad de solución y lealtad. Los partidos independentistas deben emprender una estrategia de denuncia y confrontación democrática ante un estado que continúa la represión y vulnera de manera sistemática las libertades y los derechos fundamentales de los ciudadanos de Catalunya. No se puede mirar hacia otro lado a favor de un espejismo de estabilidad cuando se pisan los derechos más básicos de nuestros ciudadanos. Hay una actuación legal coordinada y colectiva entre todos los afectados por este nuevo caso de espionaje».

5.- Hasta aquí las palabras del president Torra. Mientras, los vinculados al Gobierno borbónico español (Pedro Sánchez, Fernando Grande-Maslaska, Miquel Iceta, Salvador Illa …) mantienen un silencio cobarde ante esta violación de la legalidad constitucional a pesar que, como los del PP y VOX, se presentan como defensores de esta legalidad. También hay que dejar triste constancia del silencio de Pere Aragonés y de ERC.

Compartir esta entrada