Investidura y legislatura. Sobiranismo catalán o anexionismo autonomista

17

1. El objetivo es investidura y legislatura con un sólido Govern  soberanista: 52% de los votos; ER (33 escaños), Junts (32), CUP (9). O Govern anexionista autonomista y españolista con aportaciones de PSOE, Vox, Ciudadanos, PP.

2. Marta Vilalta (ER) pide un gesto de responsabilidad a Junts para investir al candidato Pere Aragonés. Pero el gesto de responsabilidad debe ser que ER, Junts y CUP acepten la correlación de fuerzas 33/32/9 escaños.

3. ER debe pedir a Joan Tardà que no boicotee la investidura cuando descalifica a familias conservadoras, ricas y de potencial hotelero, como la de Aragonés a quien presenta como «hijo de la criada». ¡Ay, Tardà! nada que ver Aragonés con los que, como Carles Puigdemont, son de una trabajadora familia de pasteleros de pueblo.

4. Marta Rovira (ER) debe explicar cómo colabora con Puigdemont y los otros exiliados en favor de la internacionalización del caso catalán, en lugar de crfiticar a Pilar Rahola.

5. La alternativa al Govern independentista sería un Govern del régimen borbónico / juancarlista y su aparato institucional, judicial, policial y mediático del franquismo 2021. Retrocederia del soberanismo al anexionismo autonomista.

6. La monárquica, monclovita y fantasmal Mesa del Diálogo, planteada por PSOE y ERC, no figura en la Constitución ni en el Estatuto y queda en manos del sistema judicial español. La Mesa es inconstitucional, anti estatutaria, no democrática

7. El soberanista Consell per la República tampoco consta en la Constitución ni en el Estatuto, pero tiene la ventaja de que no cae bajo la jurisdicción española.

8. Eva Granados (PSOE) dice que los «artefactos parapolíticos» como el Consell per la República no deben tener ningún peso en el Gobierno. Ha de saber que «artefactos parapolíticos» como GAL,» a por ellos «, 155, represión, cloacas del estado no deben tener ningún peso en el Govern catalán democrático y soberanista.

9. El PSOE no quiere que el Govern catalán sea tutelado por Puigdemont. Ha de saber que el Govern catalán es políticamente responsable de su proyección internacional, y que no debe estar tutelado por Pedro Sánchez ni por la Moncloa.

10. Comuns quiere un Govern que se llama de izquierdas. Ser de izquierdas significa para Comuns que Ada Colau sea alcaldesa con los votos del ultra Manuel Valls; pactar con el Gobierno del PSOE de los GAL, del 155, de las cloacas del Estado, que avala la monarquía impuesta por el dictador Franco y el juancarlismo, que está en contra de la amnistía.

11. Tardà, Granados, Albiach y otros que se dicen de izquierdas se contagian del estilo resentido, grosero y ultraderechista de Inés Arrimadas, líder (?) de un C ‘s que se hunde entre VOX y el PSOE de Illa.

12. Perdidos el ministerio y la presidencia de la Generalitat, Illa comparte con Pedro Sánchez el elogio al «sentido de estado» de los ultraVOX. Illa pregunta a Aragonés si reconoce a Puigdemont como president legítimo. El PSOE reconocía hace años al exiliado Josep Tarradellas como president legítimo.

13. Ay, ay, Illa habla en español en el Parlament de Catalunya pero no mueve ni un dedo para que el catalán se hable en el Congreso de España. El catalán es prohibido y perseguido en el Congreso por su presidenta, Meritxell Batet, del PSOE.

Compartir esta entrada