ER (33 escaños), Junts (32) y CUP (9) ante la inconstitucional Mesa de Diálogo monclovita

9

Varias consideraciones sobre la (no) investidura de Pere Aragonés y sobre la posterior legislatura

1. La fantasmagórica Mesa de Diálogo con la borbónica y juancarlista Moncloa no consta en la Constitución ni en el Estatut. Debe de ser inconstitucional y anti estatutaria. Esta Mesa no hace nada por la causa de Catalunya, sus derechos y sus libertades. Es fantasmal. ( «Propio de los fantasmas. Que contiene fantasmas o tiene apariencia fantástica» … según el Diccionari de la Llengua Catalana). Este ente, propugnado por PSOE / ER y su poderoso sistema mediático, quisiera que el soberanismo cívico y político catalán retrocediese al proceso autonomista español. Lo llaman ampliar la base, ¿Verdad Joan Tardà, el de alguien lo tenía que decir? ¿Verdad Gabriel Rufián, el de las miserables 155 monedas de plata? ¿Verdad Pere Aragonés, el de la potentada familia de los Golden Hoteles? …

2. El soberanista Consell per la República en el exilio tampoco consta en la Constitución y el Estatut, y tiene la ventaja de estar y actuar fuera de las garras represoras del régimen español. Su trabajo ya hecho es incuestionable en los ámbitos judicial, euro parlamentario, internacionalización del caso catalán, defensa de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La tarea a realizar por este Consell en el presente y en el inmediato futuro está plenamente justificada.

3. ER, Junts y CUP deben negociar todo el tiempo que sea necesario para llegar a acuerdos en los ámbitos, entre otros, del diálogo, la negociación, la internacionalización, el Consell per la República … para formar el nuevo Govern soberanista / independentista de Catalunya. Los presos y los exiliados políticos tienen un papel a jugar porque ellos son más Catalunya que nadie. Los exiliados catalanes no son unos fugados, como dicen los anexionistas de adn franquista. Los exiliados políticos están en su casa, la Unión Europea, una UE que ha de mejorar la credibilidad humanitaria y democrática.

4. Pero no hay prisa para decidir la investidura del candidato, a pesar de la tesis de ER y su entorno mediático. No hay prisa para formar un mal e inestable Govern. Un mal Govern es peor que un no Govern. Pero hay mucha prisa para reconocer el resultado del 14 F en las urnas. La realidad es esta: ER (33 escaños), Junts (32 escaños), CUP (9 escaños, sólo 9). No deben hacerse trampas ni demagogia. Este 33/32/9 ha de incidir en la investidura, en el Govern, en el programa y en la hoja de ruta de la legislatura en los ámbitos nacional, internacional, social, económico, cultural, lingüístico.

5. Una buena investidura, un buen Govern y una buena legislatura implica establecer un acuerdo sólido del 33/32/9, que evite errores del pasado. Preguntas para evitar estos errores. ¿Por qué la CUP quiso echar  Artur Mas a la papelera de la historia? ¿Por qué ER no quiso investir a Carles Puigdemont? ¿Por qué la CUP impidió la investidura de Jordi Turull que acabó en la cárcel? ¿Por qué ER retiró el escaño a Quim Torra? ¿Por qué Junts ha de investir a Pere Aragonés sin un acuerdo sobre el Govern y la legislatura y sin tener en cuenta 33/32/9?

Compartir esta entrada