Polémica en el obispado de Girona sobre criterios cristianos en las elecciones

18

1. Polémica electoral en el obispado de Girona. Su postura es esta: «Consciente de que los católicos tienen opinión propia, el obispado de Girona se ha abstenido siempre de manifestarse sobre opciones electorales concretas. El obispo de Girona recuerda siempre a los presbíteros y a los diáconos que su misión es promover la comunión y la concordia, aceptando la pluralidad, desde un diálogo basado en el respeto por las opiniones y las personas».

2. El obispado se ha «abstenido siempre» …. Un obispo nunca se tiene que abstener de transmitir el Evangelio, tampoco en unos comicios y en una situación política como la catalana con exiliados, presos y perseguidos políticos. Los católicos tienen «opinión propia» …. Evidentemente, el Evangelio se propone, nunca se impone. El obispo debe promover «la comunión y la concordia» … Claro que sí, pero sin renunciar al Evangelio, respetando la conciencia de todos, aceptando que el Evangelio sea rechazado y denunciando el fascismo … a diferencia de lo que hizo la mayor parte de la jerarquía eclesiástica durante la dictadura nacionalcatólica franquista y de lo que todavía hacen muchos obispos hoy.

3. El obispo y los cristianos han de explicar los criterios cristianos iluminadores y aplicables a cada situación personal y social. En Catalunya hay exiliados políticos considerados por el régimen español como peligrosos criminales violentos pero que en Europa viven en libertad. ¿Como olvidarlos? También Jesús niño y sus padres se exiliaron a Egipto porque eran perseguidos por el rey déspota Herodes.

4. ¿Como olvidar los presos? El obispo y los cristianos deben recordar siempre que Jesús califica de benditos los que visitan a los presos con los que se identifica y califica de malditos los que no visitan los presos.

5. El cristianismo pone en crisis la legalidad establecida. También Jesús fue perseguido y condenado por la legalidad establecida fruto de la complicidad entre el imperio colonizador romano y la putrefacta cúpula sacerdotal judía. «Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» respondieron Pedro y los apóstoles tiempo después a los representantes de la legalidad establecida.

6. La legalidad establecida en el régimen español se basa en la Constitución. El texto constitucional, según sus artículos 10.2 y 96.1, debe ser interpretado y aplicado según la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esto no es puesto de relieve por los auto denominados constitucionalistas. La mencionada Declaración promueve y defiende los derechos y los deberes de todas las personas y de todos los pueblos. ¿Que prevalece en caso de conflicto entre Constitución y Declaración Universal de los Derechos Humanos? Prevalece esta Declaración que debe ser aplicada de manera preferente y respetada por todos … por reyes, políticos, jueces, policías, periodistas, anexionistas españoles, soberanistas catalanes, obispos. La Iglesia católica asume la Declaración Universal de Derechos Humanos que el Papa Juan Pablo II definió como «una verdadera piedra miliar en el camino del progreso moral de la humanidad»

Compartir esta entrada