Presidentes exiliados en Saint-Martin-le-Beau y Waterloo

17

Tarradellas y Puigdemont, presidentes de Catalunya exiliados

1. El president Josep Tarradellas vivió desde 1939 la mayor parte de su exilio en Saint-Martin-le-Beau. Fue un clamor de libertad y una espina clavada en el franquismo. Volvió en 1977 a  Catalunya. Aceptó dos años antes de morir el marquesado de Tarradellas concedido por el hoy rey ​​fugado Juan Carlos. El president y eurodiputado Carles Puigdemont vive en el exilio en Waterloo desde el 2017. Es un clamor de libertad y una espina clavada en el postfranquismo o franquismo en versión 2020. No aceptará ningún marquesado cuando vuelva a Catalunya.

2. El libro «Después de Waterloo» es crítico con el independentismo pero la existencia misma de este volumen demuestra que Waterloo y Puigdemont son una realidad viva en la sociedad y la política de Catalunya. Un sólido referente a pesar de la represión y las descalificaciones de carácter institucional, judicial, policial, mediático y de las cloacas del estado. El unionismo españolista quisiera liquidar políticamente el presidente exiliado, pero no puede.

3. Algunas puntualizaciones. Declararse catalanista no es un factor de riesgo. Declararse independentista es hoy un factor de riesgo.

4. Se puede hacer una crítica al independentismo desde el catalanismo. También es legítimo hacer en  2020 desde el independentismo una crítica al catalanismo del siglo XX.

5. ¿La vía independentista, es una incógnita? Lo que queda claro es que la vía federal es inexistente. El socialismo no federa nada ni desde el Gobierno ni desde la oposición.

6. El abogado Xavier Melero dice que la capacidad perturbadora del independentismo es infinita y contrasta con su ineficacia. Réplica: lo que perturba la democracia y la convivencia es la represión judicial y policial y también Ciudadanos ahora en declive del que Melero fue uno de los inspiradores.

7. ¿Cuál es la mayoría social catalana? ¿Sobiranista española? ¿Soberanista catalana? Sólo hay una vía democrática para resolver este enigma, la de las urnas. No, las porras, ni la represión, ni tener presos y exiliados políticos.

8. Mientras ER (sin C, según su propaganda electoral) apoya el PSOE monárquico y centralizador para aprobar los presupuestos generales del estado. Unos presupuestos que incrementan lo que se destina a la Casa Real, el campechano fugado, a la industria armamentística, a las cloacas del estado … todo ello en plena pandemia que afecta a la salud, la economía, la sociedad. De todo ello, Pere Aragonés, Gabriel Rufián y SS (Sergi Sol)  dicen que es de izquierdas, realista, pragmático y que amplia las bases.

Compartir esta entrada