Dura denuncia cristiana de la hermana del preso político Turull al cardenal Omella

9

Isabel Turull Negre, hermana del preso político catalán Jordi Turull y que se confiesa cristiana, escribe una «carta abierta al cardenal y arzobispo Omella y a quien corresponda» que se publica en el ARA. Este largo texto constituye una denuncia cristiana y profética al cardenal presidente de la Conferencia Episcopla Española. Esta es la carta …

1. NO ENTIENDO NADA. «Le hago saber que hace poco más de una semana mi padre, Domingo Turull Marqués, nos dejó. Hoy, 1 de octubre de 2020, día en que también nos ha dejado el padre Hilari Raguer, le quiero decir con todo el dolor que estamos viviendo, pero con toda la sencillez y humildad de que soy capaz, que no entiendo nada. Hace sobre todo tres años que como cristiana no entiendo nada. Le agradecería, como máxima autoridad de la Iglesia en Catalunya y de la Iglesia en España, que me diera un poco de consuelo y de luz sobre la actuación que está teniendo la Iglesia como institución-jerarquía en los casos de injusticia. Lo que me ha movido a hacer este escrito es que me gustaría que mi padre fuera el último padre o madre que muriera sin poder ver a su hijo en libertad, o en casa en caso de los exiliados. Ninguno de estos padres se lo merece».

2. INCOMPRENSIBLE APOYO EPISCOPAL A JUAN CARLOS I. «No me podrá decir que la Iglesia no hace política porque lo que me ha dado pie a dirigirle mi petición es la nota que la CEE (Conferencia Episcopal Española), que usted preside, ha hecho sobre «la salida de SMD Juan Carlos I». No puedo entender que una institución que defiende la indisolubilidad del matrimonio a capa y espada, y muchas veces sin ni siquiera preocuparse o tratar de entender la situación que viven algunas de las parejas que han terminado en divorcio, apoye o pida compresión para una persona que ha dado el salto a su mujer tantas veces como quiso y con tantas mujeres como ha podido. Ustedes, que se supone que deben velar por los vulnerables, están pidiendo comprensión para una persona que se ha enriquecido con millones y millones que no le correspondían mientras otras personas se han quitado la vida por haber perdido su casa. Un hombre que ha vivido una farsa y una hipocresía. No puedo entender como con la riqueza del Evangelio no han sido capaces de encontrar ninguna cita para poder ponerla en la nota de apoyo al rey. ¿Esto no les ha hecho pensar? Han puesto un pequeño texto de San Pablo, que cualquier persona que sepa historia o con un mínimo de cultura sabe que estos textos son pequeños detalles que se deben poner en el contexto de la época en que fueron escritos».

3. INCOMPRENSIBLE APOYO EPISCOPAL A FELIPE VI Y DESPRECIO A LOS PRESOS POLÍTICOS. «No entiendo que en nombre de la Iglesia se adhieran al rey actual, le muestren agradecimiento por su trayectoria, etc., aún sabiendo lo que pasó en Catalunya el 1 de Octubre y las posteriores declaraciones del monarca. Y aunque entiendo menos que en tres años que están en prisión, usted no haya encontrado ningún momento para ir a visitar personalmente los presos políticos, que son personas que fueron votadas por el pueblo y nunca han alabado ningún tipo de violencia. En el Evangelio no me ha parecido leer nunca que Jesús dijera «visite los presos como si estuvierais presos con ellos, pero sólo los que pertenezcan a vuestra diócesis o obispado». No entiendo por qué lo muy poco que ha hecho la jerarquía eclesiástica debe estar rodeado de tanto secretismo, e incluso a alguno de sus miembros se le ha llamado la atención (por decirlo suavemente) según lo que ha dicho . Como dijo Jesús, «ni se enciende una lámpara para ponerla debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres; que vean su buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre del Cielo «(Mateo 5,14-16)».

4. AGRADECIMIENTO A GENTE COMO CASALDÀLIGA, PARE MANEL, HILARI RAGUER. «Tampoco entiendo donde era su voz cuando se les negó el confinamiento en casa, mientras a otros presos en su misma condición se les dejaba pasar el confinamiento en su casa. El mismo papa Francisco pidió que se aplicara esta medida para los presos. Si alegan desconocimiento, pienso que deberían querer estar al día de las situaciones que provocan sufrimiento a su alrededor. También he querido hacer este escrito (totalmente a título personal) por respeto y porque me siento en deuda con toda una serie de personas que han marcado mi vida y que me han hecho crecer como persona y espiritualmente, y porque considero que el descrédito de la Iglesia debido a sus actuaciones los pueden perjudicar ante la sociedad. De nombres sólo diré tres porque han muerto este año y para mí han sido ejemplo vivo del Evangelio: Pedro Casaldáliga, el padre Manel y el padre Hilari Raguer. Agradecimiento a tantos hombres de la Iglesia que desde sus parroquias, o sin parroquias, están al lado de las personas piensen como piensen, y sobre todo de las que sufren. Agradecimiento a las comunidades de monjas que han sido valientes y han sido fieles y coherentes con el Evangelio y con el que marcan sus congregaciones y no les ha dado miedo denunciar las situaciones de injusticia aunque, tal vez, no han tenido el eco que habrían merecido. Pero sus oraciones, acompañadas de sus actuaciones, nos llegan a los que sufrimos injusticias. Agradecimiento a los monjes que siguiendo su conciencia también han hecho sentir de diferentes maneras su condena a la situación de injusticia que se está viviendo. A tantos seglares y laicos que dedican su vida a los demás, los que han elegido ser fieles al Evangelio como forma de vida, que son realmente una lección para mí y que demuestran que un mundo más justo y en comunión es posible . A todos los grupos y movimientos cristianos, y en un largo, etc. «

5. PREGUNTAS A OMELLA SIN RESPUESTA. «A la vez también pediría a todos los que, como yo, no entienden nada, que, si lo creen oportuno, no callen y pregunten! Arzobispo Omella, podría ser que hubiera recibido presiones por parte del gobierno, del rey, etc. Yo se lo pregunto: ¿Jesús habría cedido a estas presiones? Y como es que ha cedido a sus presiones, y nosotros, las familias de los presos, que somos los vulnerables a quien Jesús pide que se esté a su lado, nos ha negado una palabra de apoyo tanto públicamente como privada? ¿Como no tenemos poder, nuestra «presión» no merece ser escuchada? ¿Se ha preocupado de saber cómo son los presos y presas políticos? ¿Se ha preocupado de cómo son sus familias, sus padres, en qué valores nos han educado? La mayoría de los presos y las familias hemos sido educados con valores cristianos, y los que no, han sido educados también en el amor y ayuda al prójimo; por lo tanto, puedo decir que todos hemos crecido con el mandato principal que nos da Jesús: el de amar¿Sabe por qué están condenados? Pues por cumplir un programa electoral que era público y nadie lo prohibió.¿ O es que hay que aplaudir los que prometen una cosa y no la cumplen? ¿O los que aparentan algo por delante y por detrás hacen otra? No han sido condenados por haberse gastado dinero público para ir con otras mujeres u hombres, ni para ir a matar animales, ni para robar o enriquecerse gracias al cargo que tenían… «

6. EJEMPLO DE FE Y COMPROMISO DE NUESTRO PADRE. «Mi padre nos hizo crecer en la fe, pero no obligándonos a rezar, sino enseñándonos las oraciones y sobre todo con su ejemplo. El último domingo de su vida siguió la misa por televisión. Cuando aún estaba bien, una vez jubilado, se dedicó al voluntariado junto a las personas más vulnerables, y entre este voluntariado acompañó, junto con la hermana María, un grupo de presos que llevaban mucho tiempo en la cárcel y no tenían nadie para empezar a salir a la calle y poderse ir adaptando a la vida en libertad. De pequeños, cuando para disfrutar de la fiesta mayor se necesitaba dinero para todo, ellos nos llevaron a un pueblo donde el dinero no servían para nada, donde no había nada, ni siquiera agua corriente en las casas, pero donde lo teníamos todo, la vida. En sus últimos 11 años de enfermedad, la vida le dio un giro del 100%. Esto no hizo que su fe cambiase ; al contrario, siguió creciendo en este camino hacia Dios. No le oímos ni una sola queja, ni el oímos autocompadecerse y nos enseñó sólo con el ejemplo que, sin embargo, se puede seguir disfrutando de la vida: de un paisaje hermoso, de cuando puedes hacer una excepción en la comida y en vez de alimentos triturados puedes hacer una comida normal, de cómo brilla la luna y cómo va creciendo… «

7. OMELLA Y OBISPOS, PIDAN LA AMNISTÍA. «Quisiera preguntarle si con la nota sobre el rey y su actitud, Jesús le situaría más junto a los fariseos o bien a su lado y del pueblo que lo escuchaba y le seguía. Una persona a la que conozco muy poco pero que respeto por su inteligencia, coherencia y profesionalidad, un día me dijo: «Ten cuidado con esta gente [con ustedes]». ¿Como debo tener miedo de las personas que se supone que son representantes y seguidores de Jesús en la Tierra y, por tanto, de Dios, que como Jesús nos dice Dios es Amor? Por lo tanto, por todo lo que le he expuesto, le pediría que con el Evangelio en la mano hablara con los obispos de la Tarraconense y pidiera el indulto por presos y presas políticos como cristianos y personas de bien. Aunque no es lo que se merecen, ya que lo que a ellos les correspondería es una amnistía, porque todos ellos cumplieron con lo que se habían comprometido y por eso fueron votados. Si hacen eso, yo daré por bueno que mi padre haya muerto sin poder ver a su hijo en libertad, por lo que ha luchado con todas sus fuerzas y rompiendo todos los pronósticos. Y así espero que sea el último de padecer esta crueldad. Como dicen mis padres, acabo sin ningún rencor porque nuestra fe es amar, perdonar, y dar gracias». 

Compartir esta entrada