Fake news en los periódicos de papel

6

Polémica entre los clásicos y viejos periódicos de papel con los diarios digitales. Debate planteado en estos tiempos y también en plena pandémia del coronavirus. Siguen unos apuntes …

 

1. Mentir implica engañar, ocultar la realidad, distorsionar los hechos, decir medias verdades. La censura y la autocensura son una forma de mentir. Se da en todos los regímenes políticos, sobre todo en las dictaduras como la franquista. También se da ahora, en plena pandemia. «El diablo es mentiroso y padre de la mentira» (Mateo 8, 44). Son palabras de Jesús a sus interlocutores.

2. Las fake news o noticias falsas no son un invento de las redes sociales y de los diarios digitales.

3. Las fake news y la desinformación han existido y existen en los tradicionales diarios de papel. Y es mucho más grave en este caso porque estos medios se presentan como objetivos, plurales, equilibrados, rigurosos, creíbles. También se da en los medios audiovisuales.

4. La propaganda, sutilmente disfrazada de información veraz, pervierte y manipula la realidad. El nazi Joseph Goebbels estableció 11 principios de propaganda, principios que en la práctica aún se aplican.

5. Este debate deriva, en parte, del hecho de que los periódicos tradicionales han perdido el monopolio de la información y de la opinión frente a las redes sociales. Este es uno de los motivos por los que la prensa clásica, en crisis, tiende a descalificar a los diarios digitales.

6. Los diarios de papel que descalifican los periódicos digitales, sin embargo, se han dado cuenta de que tenian que hacerse un lugar en las redes sociales.

7. Un handicap de los medios privados (prensa, radio, televisión) es que el sistema informativo es  caro y necesitan el apoyo económico de entidades financieras y grandes empresas. También de las administraciones. Son las subvenciones públicas que proceden de los impuestos de los contribuyentes. Esto condiciona la libertad de expresión, de información, de opinión, de crítica. Los medios privados deberían tener la misma transparencia económica que exigen a los medios públicos ante la opinión pública.

8. La ciudadanía debe tener criterio suficiente para discernir el grano de la paja en materia informativa. Hay que dejar constancia de que las informaciones y las opiniones son creíbles si son documentadas, bien argumentadas, respetuosas, y no son serviles con los poderes establecidos (institucionales, políticos, económicos …).

Compartir esta entrada