La Iglesia necesita un cambio de estrategia (Simposio Claret)

7

«El cristianismo en los relatos mediáticos. ¿Necesita la Iglesia un cambio de estrategia? Es el título del XIX Simposio de la Fundación Claret

1. Los organizadores del simposio apuntan ideas para iniciar un debate mediático, cultural, cívico, eclesial, cristiano. Los relatos periodísticos suelen ser críticos. Subrayan aspectos polémicos y escandalosos de la Iglesia, no del cristianismo. Lo asocian a posiciones éticas y políticas retrógradas. Propician borrar la Iglesia y el cristianismo del espacio público. Silencian acontecimientos eclesiales y cristianos importantes. La actividad de personas e instituciones eclesiales que destacan por su compromiso y humanidad son expresamente desvinculadas de la Iglesia y de la fe.

2. La Fundació Claret expresa su opinión: «Los cristianos y la Iglesia no se encuentran cómodos con la mayoría de estos relatos, porque distorsionan la realidad. ¿Tiene razón la Iglesia en considerar negativos muchos relatos sobre sí misma o sobre el cristianismo? ¿Qué piensan los comunicadores que lo miran desde fuera de la Iglesia? ¿Qué parte de responsabilidad tiene la misma Iglesia en esta visión del cristianismo? ¿Está en condiciones de crear relatos alternativos? ¿Llegan estos relatos a la opinión pública con credibilidad y eficacia? ¿Necesita la Iglesia un cambio de estrategia? «.

3. Sí. La Iglesia necesita cambiar la estrategia. Quien suscribe trató cuestiones similares en un encuentro en Poblet. La ponencia «La inteligibilidad de la fe en el ámbito mediático» acababa con un texto, válido también hoy. «¿Por qué la buena noticia del Evangelio y la actividad eclesial tienen una presencia marginal en la mayoría de los medios de comunicación? Quizá porque no se comunica bien como noticia de interés humano y social. Rechazar el Evangelio debido a una mala presentación o por una distorsión de su mensaje es muy lamentable. ¿Y qué pasaría si el Evangelio fuera bien comunicado? Tampoco esto sería garantía de una buena aceptación. Es el caso de Jesús de Nazaret. Jesús es el testimonio humano más transparente y excelente de Dios. Es el hombre que mejor comunica el Evangelio. Realiza una comunicación inmejorable en el contenido y en la forma. Pero Jesús fue, y es hoy, incomprendido. Su mensaje fue, y es hoy, tergiversado. ¿Por la misma Iglesia? En parte, sí. Y Jesús acabó como acabó. Solo. Crucificado. Clamando ‘Dios mío por qué me has abandonado’. Historia de un fracaso. De un fracaso aparente. Ahora los que estamos aquí estamos reunidos en su nombre. Como tanta otra gente en todo el mundo. Reunidos con esperanza. Con la convicción, tal vez como un deseo profundo o como una apuesta razonable, que la buena noticia de Jesús, el Evangelio, vale la pena».

(El simposio se celebrará en la mañana del sábado, 27 de mayo. Llibrería Claret. Lauria 5. Intervendrán: Màxim Muñoz, Miquel Tresserras, Rafael de Ribot, Paco Niebla, Pepa Masó, Llúcia Oliva. T: 933010887 / www. fundacióclaret.org)

Compartir esta entrada