«Un gran diario de Catalunya» manipula las encuestas

13

La socióloga Marina Subirats denuncia en un artículo publicado en el Ara que «un gran diario de Catalunya» manipula las encuestas electorales.

1. ¿Qué es un gran diario? Cómo se mide su grandeza? ¿Por la cantidad de ejemplares que vende? ¿Por los que regala? ¿Por la calidad de su contenido? ¿Por las subvenciones públicas que recibe? ¿Por su capacidad manipuladora? ¿Por rechazar toda manipulación? ¿Por las encuestas que publica? ¿Cuál es el diario más grande de Catalunya y que, además, publica periódicamente encuestas? La dirección de La Vanguardia considera que el diario más grande de Catalunya y a gran distancia de los demás es el diario de los Godó.

2. Marina Subirats escribe sobre todo ello el artículo «De la veritat a la postveritat» en un diario de calidad como el Ara. Explica: «Recuerdo mi perplejidad cuando, comentando un día con el director de un gran diario de Catalunya los resultados de varias encuestas preelectorales, le expresé mis dudas sobre la validez de muchas de ellas. Habiendo trabajado en investigaciones sociológicas hechas con esta herramienta, conozco algo de los valores relativos de las muestras. Conozco también un poco las trampas que hacen algunas empresas a la hora de fijar las muestras, que a menudo no constan realmente de los casos que anuncian sino de una proporción mucho menor, que después se extrapola, lo que anul.la la fiabilidad de los resultados. Desgraciadamente, entre nosotros se ejerce un control muy escaso de la calidad de estos productos».

3. La socióloga Subirats sigue su artículo: «La respuesta del director me dejó helada: ‘No importa. La noticia, en sí misma, también crea opinión. Y eso es lo que cuenta’. Entonces me pareció la reflexión de un cínico. Estaba ante un caso de postverdad, aunque yo no lo sabía. Era un fenómeno que sólo tenía un nombre, el de falsedad». El artículo concluye: «La guerra de nuestros tiempos ya no se hace con tanques, sino, en gran parte, con palabras que nos escondan la verdad y la conviertan en postverdad».

4. Marina Subirats no aclara de qué director y de qué diario se tratan. No es necesario. Los ciudadanos (en el buen sentido de la palabra «ciudadanos») de Catalunya ya tienen su respuesta a estos interrogantes.

Compartir esta entrada