Ahora persiguen soberanistas. Dedicado a gente de orden

13

El sistema judicial español y el Tribunal Constitucional, cuestionados por la Comisión de Venecia del Consejo de Europa, persigue hoy a los soberanistas y condenan a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por actuar como demócratas y soberanistas. ¿A quién perseguirán mañana?

1. Mañana y pasado perseguirán, juzgarán y condenarán a confederales, federales, autonomistas, centralistas, unionistas, a cualquier demócrata. A políticos, periodistas, tertulianos por el simple hecho de hablar o escribir, y que preconizan más democracia y más libertad para las personas y los pueblos.

2. Ya lo dejó escrito Martin Niemöller (1.892-1.984), pastor luterano alemán que fue encarcelado en los campos de concentración durante la segunda guerra mundial. «Guardé silencio» es su impresionante y ahora muy actual poema en nuestro país.

3. «Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos
no protesté,
porque yo no era judío.
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar».

4. Ahora y aquí podría decirse:
«Cuando el aparato estatal español vino a buscar a los soberanistas, guardé silencio porque yo no era soberanista. / Cuando persiguieron confederales, guardé silencio porque yo no era confederal. / Cuando inhabilitaron autonomistas, no protesté porque yo no era autonomista. / Cuando vinieron a buscar gente de orden como yo, no había nadie más que pudiera protestar».

5. Dedicado a gente de orden constitucional como Màrius Carol, Lluís Foix, Rafael Jorba, Enric Juliana, Joaquín Luna, Llàtzer Moix, Gregorio Morán, Antoni Puigverd, Sergio Vila-Sanjuán, José Antonio Zarzalejos … Todos contarán con el apoyo de los soberanistas democráticos y pacíficos. O quizás, los soberanistas estarán neutralizados y, como dice el poema, no habrá nadie que pueda protestar para defender la gente de orden constitucional cuando un día también sean perseguidos.

Compartir esta entrada