Juego sucio de Colau y la aznarista FAES

10

La alcaldesa Ada Colau practica juego sucio como Eugenio Pino, responsable de la «policía patriótica» del PP del ex presidente José María Aznar y del ex ministro Jorge Fernández Díaz.

1. Eugenio Pino dice que manifestaciones suyas en público y ante el juez sobre el caso Pujol se han basado en «simples rumores» porque confía en su «poderosa imaginación como policía».

2. El estilo de Pino y Colau son coincidentes. El «policía patriótico» español se basa en «simples rumores». La alcaldesa tiene suficiente con indicios que, dice, son «indicios suficientes» para relacionar actividades irregulares del Palau de la Música con la antigua Convergencia y para extraer conclusiones antes de que la justicia española, a pesar de su desprestigio interno e internacional, dicte sentencia. La alcaldesa se fía más del delincuente confeso Jordi Montull que está dispuesto a mentir con el objetivo de rebajar la pena de su hija, ex directora financiera del Palau de la Música. Colau ya se fió de Fernández Díaz y de las alcantarillas del estado a fin de atacar injustamente a Xavier Trias durante la campaña electoral de las municipales.

3. La intencionalidad de Ada Colau queda demostrada también en el hecho de que no diga nada sobre la incorporación del delincuente confeso Félix Millet en 2003 en la sección catalana de FAES, la fundación ultra del PP presidida por José María Aznar. Ese mismo año, la Fundació Orfeó Catalá/Palau de la Música recibió un incremento de tres millones de euros del Ministerio de Cultura del Gobierno Aznar. Personajes que están o han estado vinculados a FAES son, entre otros, Daniel Sirera, Maite Nolla, Francesc Vendrell, Joan López, Montserrat Nebrera, Alberto Fernández Díaz, Carina Mejías, Rafael Luna, Luis Racionero, Valentí Puig, Juan Carlos Girauta, Joaquín Trigo.

Compartir esta entrada