Confesión de un sacerdote gay polaco, romano, catalán

5

La confesión del sacerdote gay Krzysztof Charamsa se publica ahora en catalán con el título «La primera pedra» (Editorial Gregal) y un subtítulo significativo: “La meva rebel·lió enfront de la hipocresia de l’Església».

1. Los protagonistas principales de esta historia dramática son Krzysztof Charamsa y la Iglesia católica. Él es sacerdote, filósofo, teólogo. Nació el 5 de agosto de 1972 en Gdynia, en la Polonia marcada por el catolicismo y el comunismo. Ocupó un lugar destacado en el Vaticano. Fue secretario adjunto de la comisión teológica internacional y oficial de la congregación para la doctrina de la fe. Hasta que un día decidió salir del armario con una declaración hecha pública en el Vaticano/Roma y mirando a Barcelona, ​​capital de Catalunya, donde vive Eduard. Éste es el último párrafo de la declaración: «Dedico hoy mi alegría y mi libertad a la persona que amo, a mi prometido Eduard, que ha sabido sacar de mí las mejores energías y transformar mis últimas miedos en la fuerza de la amor». A él también le dedica el libro: «Al hombre que me besó y me dio la mano para hacerme salir de la mentira. Al hombre que amo, a Eduard».

2. La confesión de Charamsa tiene mucho de autobiografía sexual. Relata episodios significativos como éste: «La Iglesia sería muy capaz de no ver los besos homosexuales que el genio de Miguel Ángel pintó en la Capilla Sixtina, la sede de todos los cónclaves. Dos parejas de hombres se besan y una se abraza. Las habíamos olvidado desde que habían permanecido escondidas bajo la costra de suciedad acumulada a lo largo de los siglos que se había empotrado en el fresco. Pero cuando al fin los limpiaron, aquellos besos volvieron a resurgir con todo su esplendor. Y han mostrado una verdad extraña e incómoda (…) Los besos homosexuales de la Capilla Sixtina han vuelto a la luz, y se ríen encima de las cabezas de los cardenales electores de nuevos papas para afirmar la verdad».

3. «La primera pedra» termina con un manifiesto gay. El último punto trata sobre el «respeto para los homosexuales creyentes y reparación de la inhumana propuesta eclesial sobre su vida cristiana». Dice: «Exigimos de la Iglesia que finalmente abra los ojos a la existencia de las personas homosexuales creyentes, a las que no tiene ningún derecho de proponer la inhumana solución de la abstinencia total de la vida de amor y de la sana vida sexual, que respete su naturaleza y de manera específica su orientación sexual».

(Krzysztof Charamsa, el conseller Antoni Comin y el periodista Tian Riba presentan el libro. Biblioteca Jaume Fuster. Plaça de Lesseps 20-22. Jueves, 16 de febrero. A las 19 h.)

Compartir esta entrada