Un cristiano da gracias a la no creyente Rahola

5

Un internauta pide a www.avanguarda.cat que remita a la no creyente Pilar Rahola un mensaje de agradecimiento por su pregón en la Sagrada Familia.

1. El internauta se confiesa cristiano. O mejor, mal cristiano. Aún mejor, una persona que espera ser buen cristiano porque nunca se es del todo cristiano. El internauta da las gracias a Rahola por su pregón que le ayuda a humanizar y hacer más razonable su fe. El lenguaje de la periodista y escritora catalana es similar al de Jesús en los Evangelios. Lenguaje laico, no clerical ni especulativo.

2. La no creyente Pilar Rahola habla del Dios de Jesús. De Jesús y de los buenos cristianos que desde el fondo de su condición humana y de su cotidianidad se comprometen generosamente al servicio de los demás manteniendo el corazón y la cabeza abiertos a la trascendencia. «No imagino ninguna revolución más pacífica, niun objetivo más grandioso», escribe la pregonera. También dice que los valores del mensaje de Jesús son buenos para la humanidad. Una afirmación muy significativa es esta: «No soy creyente de Dios (…) Pero soy una creyente ferviente de todos aquellos hombres y mujeres que, gracias a Dios, nos dan intensas lecciones de vida, apóstoles infatigables de la creencia en la humanidad (…) Mil gracias por creer en un Dios de luz, que nos ilumina a todos».

3. El internauta hace un comentario sobre aquellas personas que dicen que no creen en Dios pero que creen en Jesús. Pregunta: ¿cómo no creer en Dios si el Jesús en quien creemos y que no nos puede engañar es el hombre que pasa por el mundo haciendo el bien a los demás y reza a Dios como padre bueno?

4. Pero ¿qué es creer? ¿Que implica la fe cristiana? Pilar Rahola indica que . Explica: «Todo está allí, amarás al prójimo como a ti mismo, no robarás, no matarás, no hablarás en falso… la salida de la jungla, el ideal de la convivencia».

5. El internauta que intenta ser buen cristiano y que está agradecido a la no creyente Pilar Rahola sugiere que al mismo tiempo que los Diez Mandamientos o más allá hay un mensaje de Jesús más profundamente humano y más pacíficamente revolucionario. Las bienaventuranzas. clase«Felices los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque serán consolados. Dichosos los que sufren, porque heredarán la tierra. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino del cielo. Dichosos vosotros cuando por mi causa os insulten y os persigan y digan contra vosotros toda  de mal. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Así persiguieron a los profetas anteriores a vosotros».

(Texto íntegro del pregón de Pilar Rahola en la sección Cajón de textos)

Compartir esta entrada