El profesor universitario Miquel Calsina, diácono del siglo XXI

7

El profesor universitario, politólogo, experto en comunicación y teólogo Miquel Calsina i Buscà (1970) ha sido ordenado diácono, diácono del siglo XXI, el 2 de octubre en la catedral de Girona.

1. Miquel Calsina (Torroella de Montgrí, 1970) es un hombre bueno, honrado, coherente, respetable, respetuoso. El obispo Francesc Pardo ha hecho un buen fichaje. El curriculum vitae de Calsina es brillante. Profesor de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna, miembro del patronato de la Fundació Joan Maragall, delegado de medios de comunicación de la diócesis de Girona, miembro del Consejo Asesor para la Diversidad Religiosa de la Generalitat de Catalunya.

2. El profesor Calsina opta ahora por el diaconado y más adelante por el sacerdocio después de un sereno proceso de discernimiento personal que comenzó hace años. Lo hace habiéndose sumergido en las profundidades de la condición humana; en la vida cotidiana de las personas y de los pueblos con sus sufrimientos, gozos y esperanzas; en el Evangelio de Jesús con el que sintoniza como un mensaje lleno de sentido en el día de hoy. Esta es su opción personal y cristiana a pesar de los vientos que soplan en contra. Vientos contrarios de una sociedad que se olvida de Dios o que considera que es olvidada por Dios. Vientos contrarios de una Iglesia tantas veces sucia y que no es fiel a su misión de transmitir el Evangelio de la libertad, la solidaridad y la trascendencia. Vientos contrarios de sectores ultracatólicos que hablan y actúan como ultras y sin espíritu cristiano.

3. El ya diácono Miquel Calsina reducirá su actividad docente para hacerla compatible con su misión eclesial. Tarea a desarrollar en la delegación de comunicación del obispado gerundense, en un conjunto de parroquias, en la predicación. Le apasiona predicar el Evangelio de manera significativa para la gente, creyentes o agnósticos. Es apasionante, tanto como intentar vivirlo. Vivir amando, incluso al enemigo, es apasionante. Vivir perdonando y pidiendo perdón es apasionante.

4. Configurar la existencia según las bienaventuranzas es apasionante. «Felices los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino del cielo. Felices los que lloran, porque serán consolados. Felices los que sufren, porque heredarán la tierra. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Felices los limpios de corazón, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Felices vosotros cuando por mi causa os insulten y os persigan y digan contra vosotros toda clase de calumnias. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Así persiguieron a los profetas anteriores a vosotros».

5. www.avantguardacat, que quiere situarse en las periferias existenciales intentando hacerlo con espíritu cristiano, desea que Miquel Calsina sea feliz y haga feliz a los demás según las Bienaventuranzas del Evangelio de Jesús.

Compartir esta entrada