Ada Colau contra la liberación de los oprimidos

30

Negar toda referencia a la Virgen de la Merced en las fiestas de la Mercè en Barcelona, ​​como hace la alcaldesa Ada Colau, implica ir contra un símbolo y una realidad históricas y cívicas de la liberación de los oprimidos.

1. ALCALDESA IGNORANTE. ¿Por qué las fiestas de la Mercè llevan este nombre y se celebran en torno al 24 de septiembre? Porque el 24 de septiembre es la festividad de la Virgen de la Merced que es una de las numerosas denominaciones de la única María, madre de Jesús de Nazaret. Colau lo ignora. La ignorancia de la alcaldesa obedece a un anticlericalismo trasnochado y la voluntad de ocultar a los ciudadanos, de toda la vida o recién llegados, lo que representa la figura de María tanto si se es creyente como agnóstico.

2. MARIA REVOLUCIONARIA. Colau debe tener una imagen reaccionaria de María. Debería saber que María es una mujer revolucionaria. El Evangelio de Lucas pone en el corazón, en la acción y en los labios de María estas palabras: «Las obras de su brazo (se refiere a Dios) son potentes. Dispersa los soberbios de corazón, derriba a los poderosos de sus tronos y exalta a los humildes. Llena de bienes a los pobres, y los ricos se quedan sin nada».

3. MARGINADOS DE LA BARCELONA DE COLAU. La Virgen de la Merced está relacionada con la Orden de los Mercedarios u Orden de la Merced que está estrechamente vinculada a la ciudad de Barcelona. La Orden Mercedaria fue fundada por el hoy San Pedro Nolasco, con el apoyo de Jaime el Conquistador, en 1218 en Barcelona. Su objetivo humano y cristiano fue conseguir la libertad de los cristianos cautivos. Las crónicas indican que los mercedarios consiguieron liberar 60 mil personas hasta el año 1779. La tarea de liberación de los más oprimidos entre los oprimidos continúa en la actualidad. Los mercedarios es una orden de la Iglesia dedicada especialmente a la asistencia solidaria de los más necesitados de la sociedad, incluida la Barcelona con una alcaldesa como Ada Colau. Los más necesitados y olvidados como son los enfermos, los marginados, los solitarios, los drogadictos, los manteros, los sin techo, los refugiados, los presos.

4. ORACIÓN PARA LA LIBERTAD. Una de las muchas plegarias  a la Virgen de la Merced es la realizada por Joan-Enric Vives, obispo de Urgell y encargado de la Pastoral Penitenciaria. Su comienzo dice así:
«Virgen de la Merced,
Virgen de la esperanza,
patrona de los cautivos y presos,
un año más acudimos ante vos con sentida confianza
para presentaros nuestros hermanos
afligidos por la privación de libertad.
Vos, Madre peregrina,
sabeis bien lo que es vivir en el desarraigo,
no encontrar morada, ser  rechazada
Y tener que vivir con el alma en vilo».

Compartir esta entrada