ENTREVISTA a K. Charamsa, sacerdote polaco gay que vive en Catalunya

7

Krzysztof Charamsa és un sacerdote gay. Nació el 1972 en Gdynia (Polonia). Ha sido teólogo en el Vaticano hasta que dio a conocer su homosexualidad y su relación con el catalán Eduard Planas. Vive en Catalunya donde se siente bien acogido. Acaba de publicar en Roma “La prima pietra”. Desea que la edición en catalán de su libro esté en las librerías y en la calle el día 23 del próximo abril, Diada de Sant Jordi.

¿Cómo fue la presentación de “La prima pietra” en Roma?
-Mis encuentros con la mayor parte de los periodistas fueron muy constructivos e interesantes. Percibo interés, voluntad de diálogo y reflexión. Esto es lo que he buscado al publicar mi libro sobre la historia humana del cura gay que sale del armario. Pero esta historia no está lejos de las historias humanas de mis lectores. Detrás de nuestros caminos individuales hay siempre cuestiones de libertad, de consciencia, de fe y de amor, de decisiones de la vida, de sexualidad y de identidad, de masculinidad y feminidad, que son comunes a todos.

-¿Habrá traducciones a otros idiomas como el catalán, el castellano, el polaco?
-Sí, es mi gran deseo ver traducciones del libro. Es un libro muy europeo. Soy polaco. He vivido en Suiza e Italia. Ahora vivo en Catalunya. He trabajado en Alemania y en el Vaticano. Mi experiencia es europea, y estoy abierto a pensar sobre el mundo entero. Toda la humanidad es igual en cada país, en cada parte de este planeta. Hay mucho interés por mi coming out en países de América Latina, y también en países lejanos como Japón. Recientemente una mujer transexual de la isla de Tonga en la Polinesia me ha contado cómo se conmovió y qué feliz está con mi coming out. Espero encontrar editoriales que quieran traducir esta confesión mía en varios idiomas. Y que la edición en catalán del libro esté en las librerías por la Diada de San Jordi.

-¿El libro está escrito desde dentro o desde fuera de la Iglesia católica?
El libro está escrito absolutamente desde dentro de la Iglesia. Yo soy cristiano, bautizado católico, y soy cura. ¡Exiliado de la Iglesia, pero cura! No estoy fuera de mi Iglesia. Pero debo decir que soy también un hombre de este siglo, que piensa y que ama en este siglo. Creo que este libro puede resultar interesante también para las personas no creyentes o creyentes de otras confesiones o religiones. Nuestros problemas humanos son los mismos, independientemente de la fe que profesemos. También son iguales los conflictos con instituciones, de distinto orden, que no entienden al ser humano.

-¿Cuál es su situación jurídica?
Mi situación jurídica es la de un sacerdote católico suspendido en ejercicio del ministerio sacerdotal. Es como si la Iglesia hubiera dicho: tú tienes prohibido trabajar como cura, aunque seas cura. Es como si me hubieran enviado al paro. Me parece injusto, no han querido escuchar jamás las razones de mi decisión de coming out.

-¿Cuál es la tesis principal del libro? ¿Una revuelta contra la hipocresía de la Iglesia en materia sexual?
-Se puede decir así. Éste es también el subtítulo de mi libro. Pero es un libro sobre la esperanza, la liberación, y también de cierta ironía sobre la realidad. No es solamente una revolución, sino algo más. Es la comunicación de una existencia, de la seguridad de que en el futuro la Iglesia cambiará su actitud respecto a las mujeres y las minorías sexuales, respecto al celibato y a la sexualidad en general.

-¿Cuál es la primera piedra? ¡Cuál habría de ser?
-Es la piedra angular. Es la piedra base de la construcción de la vida. Jesús usa esta imagen. Es la cita del salmo 118, 22-23 al final de la parábola de los labradores malvados (Mt 21, 42-44; Mc 12, 10-11; Lc 20, 17-18). Me identifico con esta parábola: yo he dado a los labradores de mi Iglesia mi vida como una viña, pero la Iglesia ha “matado”, como en la parábola, un aspecto fundamental de mi vida, que yo debería reconstruir contra la voluntad de la Iglesia, pero en defensa de mi naturaleza. Hay también otros significados para este título, pero dejo que mis lectores los descubran.

-¿Cuál es el papel del Papa Francisco en estos asuntos?
-El Papa Francisco es un hombre que buscaba el diálogo y la reflexión de la Iglesia sobre la realidad, pidiendo dejar el “doctrinarismo frio”, pero en realidad tengo la impresión de que ha renunciado a este evangélico espíritu de buena revolución, de reforma, de respeto de la realidad. Esta es mi impresión cuando leo, por ejemplo, lo que ha escrito sobre las personas homosexuales en “Amoris laetitia”, ofendiendo nuestro amor.

-¿A qué se dedica hoy, en definitiva, el escritor, sacerdote en dificultades y cristiano Krzysztof Charamsa?
-Soy escritor. “La prima pietra” es el primer fruto de mi trabajo actual. No es mi primer libro. He escrito unos diez libros, pero en cierto modo éste es el primero y el más importante. No renuncio tampoco a ser cura. Jamás he tenido tantos contactos pastorales con la gente como ahora que estoy “exiliado” de la Iglesia oficial.

Compartir esta entrada