El episcopado se desmarca de e-cristians y no criminaliza «Mare Nostra»

10

El episcopado catalán se desmarca de la decisión de e-cristians de presentar a la fiscalía una denuncia contra Dolors Miquel por el poema «Mare Nostra» que fue recitado en el Ayuntamiento de Barcelona.

     «Mare nostra», una especie de «Padrenuestro» en versión feminista y laica, fue leído el pasado 15 de febrero en el Saló de Cent. Su lectura provocó reacciones diversas: satisfacción, sonrisas, sorpresa, indiferencia. Y acusaciones de delito y blasfemia, acusaciones que causaron sorpresa.

     E-cristians, organización impulsada por Josep Mirò Ardevol, decidió dos días después, 17 de febrero, presentó a la fiscalía una denuncia contra Dolores Miguel «por su escandalosa versión del Padrenuestro que ofende a los sentimientos religiosos».

     En los mismos días, 16 y 17 de febrero, la Conferencia Episcopal Tarraconense, celebraba su reunión trimestral. No hizo ninguna referencia a este asunto en su comunicado posterior. El episcopado catalán no presenta ninguna denuncia contra «Mare nostra» ni criminaliza a su autora y recitadora. La archidiócesis de Barcelona se limita a colocar el «Padrenuestro» en su página web. Esta decisión episcopal es coherente con la convicción de que la misión de la Iglesia es proponer el Evangelio, incluido el Padrenuestro, sin imposiciones ni condenas.

     De manera similar se ha manifestado un grupo de intelectuales católicos, 19 de febrero, en una «Carta abierta a la alcaldesa de Barcelona». Los firmantes son Josep M. Carbonell, Jordi Lopez Cams, Eugeni Gay, Nuria Gispert, Eduard Ibáñez, David Jou, Margarita Mauri, Carles Losada, Nuria Sastre, Francesc Torralba, Eudald Vendrell. Expresan su tristeza porque consideran que los versos de «Mare nostra» son una parodia del «Padrenuestro». Pero ninguna de las personas citadas se suma a la denuncia presentada por e-cristians.

     Desde otros ámbitos, cristianos o no, se considera que la alcaldía debería permitir también la lectura del «Padrenuestro» en un acto institucional tal como lo ha permitido en el caso del «Mare nostra». Se argumenta que si es legítimo, respetable y democrático recitar en el Ayuntamiento el «Mare nostra» de Dolors Miquel… también es legítimo, respetable y democrático recitar en el Ayuntamiento el «Padrenuestro» de Jesús de Nazaret.

     (Artículo publicado en www-tribunacatalana.cat)

Compartir esta entrada