CARTAAL OBISPO JJ. España no es Catalunya!, arzobispo Omella

6

Hola, Juan José Omella, arzobispo de Barcelona desde el pasado 26 de diciembre. El día de Sant Esteve es fiesta en Catalunya y en la mayoría de naciones europeas pero no es festivo en España. Conocer la realidad de Barcelona, ​​capital de Catalunya, y comprometerse es imprescindible si quiere realizar bien su misión eclesial.

1 .Usted, arzobispo Omella, sabe que el catolicismo no es una religión abstracta y genérica. El catolicismo significa que la fe cristiana es plural y que tiene la virtud de encarnarse en los diversos pueblos del mundo con sus características sociales, culturales y nacionales.

2. Debería darse cuenta pronto de que Catalunya no es una región como Aragón donde usted nació, ni con la Rioja donde ha ejercido su ministerio. España no es Catalunya. Calalunya es una nación como España. El soberanismo catalán considera que la relación entre ambas naciones será mejor, más dialogante, más libre y más solidaria o fraternal si mutuamente respetan sus respectivas soberanías. Si no se conoce ni se comprende todo esto es imposible entender y comprender la historia, la cultura, las razones, la sensibilidad y las legítimas aspiraciones del pueblo catalán. Y quien no participa de este planteamiento acepta, como mínimo, que la cuestión catalana está sobre la mesa sin resolverse desde hace años y siglos.

3. Algunos ejemplos eclesiales dejan bien clara estos hechos diferenciales. La Fiesta Nacional de España y el día de la Hispanidad coinciden con la fiesta de la Virgen del Pilar. Esto no se vive en Catalunya cuya patrona esla  Virgen de Montserrat. Los grandes monasterios de Poblet y Montserrat, con todo su bagaje histórico y democrático, no tienen nada que ver con el franquista y faraónico Valle de los Caídos. El contenido y el estilo de los textos de la Conferencia Episcopal Española están lejos del contenido y del estilo de los documentos de la Conferencia Episcopal Catalana (Tarraconense).

4. El episcopado español defiende que la unidad de España es un bien moral que excluye otras opciones. El episcopado catalán defiende que toda opción política, incluida la soberanista, es legítima, si se propugna de manera pacifica y democràtica.

5. Usted, arzobispo Juan José Omella, debe optar de manera transparente entre la postura episcopal española o la postura episcopal catalana.

(Carta basada en el texto publicado en www.tribunacatalana.cat.)

Compartir esta entrada