El discurso del rey rompe con Belén y confirma el divorcio con Catalunya

23

El denominado «Mensaje de Navidad de Su Majesad el Rey» es un discurso españolista, partidista, Retrograde, acrítico, rompe con Belén y confirma el divorcio con Catalunya.

1. Felipe VI ha querido emitir su discurso desde el Salón del Trono del Palacio Real para mostrar «con la mayor dignidad y solemnidad, la grandeza de España». El planteamiento de la Corona de España rompe con la dignidad humilde, la solemnidad austera y la grandeza sencilla del mensaje de Belén. El Belén creador de paz a partir de los marginados de todo tipo. Jesús nunca transmitirá el mensaje de Navidad desde el Palacio Real. Nunca. Los reyes, si quieren ser buenos cristianos, deberán dejar los palacios e ir a Belén. Deberán actuar como los sabios de Oriente que no se dejan atrapar por Herodes.

2. El discurso real es tan españolista como el de aquellas tristes y alejadas épocas del blanco y negro. Felipe VI pronuncia la palabra «España» 14 veces y las palabras «español/es /as» 16 veces. ¡¡¡Uff !!! Este discurso nacionalista español sintoniza con la postura de PP, PSOE y Ciudadanos, partidos situados en la cola del sistema electoral nacional catalán. Dos ideas claves de Felipe VI son estas: «En la España constitucional caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español» y «ahora lo que nos debe importar a todos, ante todo, es España y el interés general de los españoles». Estas son algunas de sus afirmaciones que ratifican el divorcio entre el rey español y Catalunya.

3. La gente que quiere votar, que vota y puede ser votada tiene todo tiene el derecho humano, que está por encima de cualquier constitución, a pensar y actuar de manera diferente de cualquier autoridad, sobre todo si ésta no se somete periódicamente al veredicto de las urnas. Las elecciones demuestran que la mayoría de los catalanes consideran que el catalanismo no es sólo un sentimiento, ni una sensibilidad, ni una forma de sentirse español. Muchos deducen de las palabras del rey que la España constitucional no da cabida a la nación catalana. Lo que ahora importa sobre todo es respetar los derechos de todos, de las personas y de los pueblos, de los españoles y los catalanes. La relación entre una España soberana y una Cataluña soberana será mejor para ambas partes, más dialogante, más libre y más solidaria. ¿Por qué no?

4. El rey también dice que España es «un gran Estado cuya solidez se basa hoy en unos mismos valores constitucionales». ¡Ninguna autocrítica! El estado español está desacreditado. La corrupción afecta a todos los niveles de las estructuras del estado. Hay déficit democrático en sus instituciones. En el Tribunal Constitucional, en el sistema judicial, en la división de poderes, en el mundo financiero. Muchos medios de comunicación configuran la caverna mediática.

5. ¿Y cual es la postura de los medios de comunicación ante el discurso del rey ?. Predomina el servilismo. ¿A La Vanguardia que un día lejano, muy lejano, tituló en primera página con una frase del entonces Príncipe Felipe que decía que «Cataluña es la que los catalanes quieren que sea»?
Traductor de Google para empresas:Google Translator ToolkitTraductor de sitios webGlobal Market Finder

Compartir esta entrada