Montserrat denuncia a Aznar como causante del actual drama migratorio

8

          El monje Josep Miquel Bausset ha denunciado proféticamente desde Montserrat a José María Aznar como causante del actual drama migratorio. Esta situación dramática es consecuencia de la guerra del Golfo. Las palabras del Padre Bausset, pronunciadas en la homilía de una misa dominical en la basílica montserratina, son proféticas. El profeta bíblico es aquel que, a la luz de la fe en Dios, denuncia los comportamientos insolidarios e injustos de las personas y los pueblos.

          En el origen de la guerra del Golfo (2003) se sitúa el nefasto Trío de las Azores, llamados así por ser el lugar donde se reunieron George W. Busch (Estados Unidos), Tony Blair (Reino Unido) y José María Aznar (España). Los tres decidieron invadir Irak con la excusa de que este país tenía peligrosas armas de destrucción masiva. Aznar repitió esta idea varias veces y en público con un cinismo propio de los grandes mentirosos. Era un argumento falso. Estas armas nunca se encontraron.

          El padre Bausset preguntaba en la homilía: «¿No es una vergüenza el éxodo de los refugiados sirios, como lo fue hace unos años la guerra de los Balcanes, el genocidio Kurdo, los campos de concentración nazis, las matanzas de Ruanda o el gulag en la Unión Soviética?».

          El monje prosiguió: «La Iglesia denuncia con valentía el estrepitoso fracaso de una política migratoria indecente, sostenida por el discurso del miedo, al tiempo que se hace algunas preguntas: ¿Quién inició la guerra de Golfo y la invasión de la Irak, con la mentira de la existencia de armas de destrucción masivas, y que ahora está provocando este drama en tantos y tantos hombres, mujeres y niños? ¿Qué gobiernos, de manera inmoral, han vendido las armas a los que hoy están provocando las guerras y este éxodo masivo en Oriente Medio? ¿Qué Estados han expoliado y empobrecido el Tercer Mundo, obligando a sus habitantes a huir del hambre? «.

          Aznar y los suyosnyde España y de Catalunya no tienen el coraje de contestar estas preguntas. Aznar, si tuviera un mínimo de decencia y de valentía, debería retirarse a hacer penitencia en un monasterio o, mejor aún, en el Valle de los Caidos. También el ex ministro de Defensa Carmen Chacon debería explicar con transparencia la cantidad de armas vendidas por decisión del Gobierno y quienes son sus destinatarios. Todavía no lo ha hecho.

          (Artículo publicado en www.tribunacatalana.cat)

Compartir esta entrada