Arzobispo y copríncipe Vives. Soberanía y hermanamiento entre pueblos

34

1. El arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra, Joan-Enric Vives, ha hablado sobre Catalunya y la relación entre pueblos. Soberanía. Hermanamiento entre los pueblos.

2. El arzobispo y copríncipe ha pedido en la homilía de una misa celebrada en el santuario de Núria que «la Virgen acompañe a los catalanes en todos los momentos, sobre todo ahora, que nos protejan de los ataques de unos a otros, de las mentiras, de la corrupción». También ha dicho: «Pidámosle un corazón abierto, generoso y acogedor con quienes no piensan como nosotros. Catalunya será hermanada o no será. Pedimos a la Virgen que no salga un pueblo dividido sino hermanado de las próximas elecciones, que cesen las mentiras contra nuestro pueblo y la tergiversación de la verdad, que Catalunya viva hermanada con los otros pueblos de España y de Europa».

3. Unionistas o soberanistas españoles hacen decir a Vives lo que no dice. Interpretan que las palabras del arzobispo y copríncipe contraponen soberanía y hermandad. Para ellos, la hermandad sólo sería posible si se mantiene el sistema constitucional español.

4. La interpretación unionista no se aguanta. El copríncipe no insinúa que la soberanía de un pueblo, Andorra por ejemplo, atenta contra la hermandad entre los pueblos. Los andorranos tienen claro cuál es la postura de su copríncipe. El Principat d’Andorra tendrá con España, Francia, Catalunya, Europa y todos los pueblos una relación más libre, más solidaria y más hermanada si Andorra es soberana.

5. La posición del copríncipe sintoniza plenamente con la Doctrina Social de la Iglesia católica y del episcopado catalán. La Iglesia promueve y defiende los derechos de las personas y de los pueblos, incluido el de la soberanía. La lógica del arzobispo y copríncipe sobre Andorra es aplicable a todos los pueblos, también a Catalunya. Por lo tanto, Catalunya tendrá con España, Francia, Andorra, Europa y todos los pueblos una relación más libre, más solidaria y más hermanada si Catalunya es soberana.

Compartir esta entrada