El nacionalcatólico Fernández Díaz menosprecia el compromiso cristiano

9

          El desacreditado nacionalcatólico Jorge Fernández Díaz menosprecia el compromiso cristiano. Esta es su reacción contra la acción eclesial, social y cívica de personas como, por ejemplo, sor Lucía Caram.

          Fernández Díaz se siente débil ante la fuerza profética de una monja, además argentino-catalana, que, como el Papa Francisco, denuncia el trato que el Ministerio del Interior da a los inmigrantes en Melilla. El ministro se niega a aceptar que sor Lucía sigue las huellas de cristianos perseguidos por el ultra derecha como el obispo Pere Casaldàliga y los asesinados arzobispo Oscar Romero y el jesuita Luis Espinal. Estas personas comparten el espíritu de Jesús de Nazaret. Jesús es un profeta crítico con las estructuras políticas y religiosas deshumanizadas. Jesús no es nacional católico.

          Nacionalcatolicismo es un término definitorio de la dictadura del general Franco que comenzó a utilizar el teólogo y autor del libro «Creer se comprometerse», José María González Ruiz, hombre perseguido por el franquismo.

          Nacionalcatolicismo es el franquismo de donde proceden muchos políticos del PP y de Ciudadanos.

          Nacionalcatolicismo plantea un conflicto civil como «sagrada cruzada nacional» y afirma que Franco es «Caudillo de España por la gracia de Dios» como figuraba de manera sacrílega en las monedas.

          Nacionalcatolicismo es manipular la jerarquía eclesiástica al servicio del poder político, pese a que el régimen atente contra los derechos y las libertades de las personas y de los pueblos, y utilizar el poder político al servicio del aparato eclesiástico para imponer unos obispos a la comunidad eclesial y una moral al pueblo.

          Nacionalcatolicismo ee impulsar los grupos parapoliciales o paramilitares «Guerrilleros de Cristo Rey» o similares para atacar con violencia a la oposición democrática, incluyendo sacerdotes.

          Nacionalcatolicismo es que haya un arzobispado castrense.

          Nacionalcatolicismeo es pertenecer, como Fernández Díaz, a la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, que el Vaticano la ve con prevención y no la reconoce.

          Nacionalcatolicismo es que el ministro Fernández Diaz conceda la más alta condecoración del Cuerpo Nacional de Policía en Nuestra Señora María Santísima del Amor.

           Nacionalcatolicismo es el siniestro Valle de los Caídos, tumba faraónica del dictador Franco, que Fernández Díaz suele visitar.

          El historiador y monje Hilari Raguer escribe en su didáctico libro «Ser independentista no es ningún pecado» unas palabras muy adecuadas sobre el nacionalcatolicismo franquista. Explica que una de sus características es ser «anticlericalismo de derechas, si es necesario». Dice: «El régimen se muestra muy católico si la Iglesia se comporta adicta al régimen, pero de otro modo no vacilará a castigar a los disidentes».

          El Gobierno español y su ministro de Interior consideran que monjas como sor Lucía Caram son unas disidentes. Malévolas disidentes.

          (Artículo publicado en www.tribuna.cat)

Compartir esta entrada