Jordi Amat, falangista: «Destino» hizo más por el catalanismo que «Serra d’Or»

4

          El falangista Jordi Amat, columnista de «La Vanguardia», declara a «El País» que la revista «Destino» hizo más por el catalanismo que «Serra d’Or».

          Esta afirmación maniquea entre el buen «Destino» y la mala «Serra d’Or» al estilo del grotesco Albert Boadella provoca comentarios contrarios en las redes sociales. Lógico. «Destino» es creado por falangistas catalanes en el Burgos franquista. Su denominación se refiere a una frase del fascista José Antonio Primo de Rivera: «España es una unidad de destino en lo universal». Mientras, «Serra d’Or» nace en Montserrat en plena resistencia contra la dictadura. Amat responde a estas reacciones contra su tesis aparecidas en Twitter con un artículo que él mismo titula «El día que em vaig fer falangista”. Concluye su confesión con estas palabras: «Aquí teniu un falangista».

          Jorge Fernández Díaz, desde la caverna de El Valle de los Caídos, debe saludar «brazo en alto» y muy agradecido a la aportación del falangista Amat en la Catalunya en proceso soberanista. Precisamente Amat emplea el término «caverna» para recordar que él escribe en lo que algunos califican como «la caverna del mal, ‘La Vanguardia’». Prescindiendo de alusiones victimistas, el hecho es que hay personajes, como José Antonio Zarzalejos y Gregorio Morán, que escriben en el diario de los Godó largas y pedantes crónicas semanales en que se insulta a los partidarios del soberanismo catalán democrático y pacífico. Todo un ejemplo de democracia, convivencia y libertad de expresión.

          Posteriormente Amat ha escrito otro artículo, «El destí d’un malentès”, sobre el revuelo que él mismo ha provocado… «Destino» de trasnochadas resonancias jaseantonianes pero sin desmentir su “Aquí teniu un falangista”.

          Amat cuenta con el apoyo público de Enric Juliana, uno de los cuatro directores adjuntos del diario. Juliana escribe en un tuit refiriéndose a «El día que em vaig fer falangista”: «He aquí un buen artículo de Jordi Amat haciendo frente a la ‘policía religiosa». Otro insulto en la línea de Zarzalejos, Moran y similares. ¿Quién es esta policía religiosa? ¿Los monjes de Montserrat? ¿Agentes yihadistas del soberanismo catalán? ¿Cuatro tuiteros enfadados? Si Juliana entra en este juego tiene que cojer el inmóvil toro «Segador» por los cuernos, hablar de los «periodistas censores» y explicar por qué el escritor Albert Sánchez Piñol y el periodista Oriol Domingo han dejado de escribir en «La Vanguardia» que, en la época imperial dominada por el falangismo / franquismo, llevó el nombre de «La Vanguardia española». Por cierto, el gran Sánchez Piñol hace infinitamente más por el catalanismo en el mundo que Amat y Juliana juntos.

          (Artículo publicado en www.tribuna.cat)

Compartir esta entrada