Construïm de Duran para deconstruir la soberanía

19

El partido político que impulsa el aún dirigente de Unió Democràtica de Catalunya no es ejemplo de ética política

1. La Vanguardia da cobertura servicial a Construïm en su objetivo de convertirse en partido político con voluntad de deconstruir el proceso soberanista democrático y pacífico de Catalunya. Su líder y principal ideólogo es Josep Anton Duran Lleida, aunque todavía es dirigente de Unió Democràtica de Catalunya. Escandaloso.

2. El manifiesto fundacional «Som el que Construïm» lleva 14 firmas. Duran no figura en esta lista en un intento estéril de hacer ver que él es simple observador de una operación bien vista por el españolismo. Puede calificarse de cinismo el hecho de que Duran, que lo sabe todo de Construïm, dé la bienvenida a su manifiesto mostrándose como sorprendido. El día en que se publica este documento, Duran escribe este tuit: «Por fallecimiento de un familiar llevo una mañana compleja y no he leído a fondo el artículo «Som el que Construïm» en La Vanguardia». Todo vale, también una defunción.

3. Uno de los firmantes es Francesc Torralba, director de la cátedra Ethos de ética aplicada. Es legítimo preguntar al experto si es ético que se esconda expresamente el nombre de Duran en el manifiesto de Construïm cuando todo el mundo sabe que él es el líder y el ideólogo. Es legítimo preguntarle si es ético que el dirigente de un partido, en este caso Unió Democràtica, ponga en marcha el operativo para crear otro partido como Construïm. La estrategia de Duran, aunque él se haga el desentendido, incluye la próxima presentación de un manifiesto con un centenar de adhesiones. Es legítimo preguntarle si es ético que se haga la comedia de que Duran no tiene nada que ver con Construïm. Las tres preguntas tienen una misma respuesta. Construïm de Duran no es ejemplo de ética política.

4. Hay que dejar claro otro aspecto. El manifiesto indica que uno de los fundamentos de Construïm es «el humanismo integral forjado en la cultura cristiana». Esto no es ninguna novedad. Los partidos catalanes (dirigentes, militantes, votantes) beben a lo largo de su historia, con aciertos y errores, de la cultura cristiana que forma parte de las raíces de Catalunya.

5. Duran sigue los pasos que hace años siguió Anton Cañellas cuando se separó de Unió Democrática para participar en una especie de Construïm que entonces fue la UDCA (Unió Democràtica Centre Ampli). Cañellas y UDCA fracasaron. Ahora el objetivo de Duran con Construïm es deconstruir el soberanismo catalán. Por eso Duran hace inmensamente feliz a ultra españolistas como José Bono. El día de presentación del manifiesto de Construïm, Bono elogiaba en una entrevista radiofónica con Mònica Terribas a ciudadanos como Albert Rivera y Duran. Los tres (Bono, Duran, Rivera) comparten el mismo objetivo de deconstruir el proceso soberanista. ¡Si los demócrata cristianos y catalanistas Manuel Carrasco Formiguera y Miquel Coll Alentorn, asesinado y perseguido respectivamente por el franquismo, levantaran la cabeza!

Compartir esta entrada