Crítica cristiana al apoyo episcopal español a la monarquía

132

Juan Carlos I huyó de España debido escándalos financieros y de faldas, y ahora realiza un breve retorno escandaloso. La ejecutiva del episcopado español emitió un comunicado (4 agosto 2020) sobre esta huida huida. Aquel comunicado merece una crítica radical desde una perspectiva cristiana.

2.- Comunicado episcopal. Fieles al consejo de San Pablo: “Ruego, pues, lo primero de todo, que se hagan súplicas, oraciones, peticiones, acciones de gracias, por toda la humanidad, por los reyes y por todos los constituidos en autoridad,para que podamos llevar una vida tranquila y sosegada, con toda piedad y respeto”. (I Tim 2,1-2). La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española, ante la noticia de la salida de España Juan Carlos I, quiere expresar el respeto por su decisión y el reconocimiento por su decisiva contribución a la democracia y a la concordia entre los españoles.También quiere manifestar su adhesión y agradecimiento al actual Rey por el fiel cumplimiento de los principios constitucionales y su contribución a la convivencia y bien común de todos los españoles. Así mismo, elevamos oraciones a Dios por su persona, por la familia real y por todos aquellos que ostentan autoridad en nuestra nación, para que podamos vivir en salud, paz y prosperidad y se haga visible en nuestra sociedad el Reino de verdad y de vida, el Reino de justicia, de amor y de paz”.

3.- Un cristiano tiene motivos evangélicos y de conciencia para rechazar el comunicado en que la Conferencia Episcopal Española, presidida por el cardenal Juan José Omella, apoya servilmente a la monarquía de los reyes Juan Carlos I y Felipe VI.

4-. Los obispos manipulan unas palabras de San Pablo. Es bueno orar por todos, y por los reyes. Pero también hay que decir explícitamente que hay que orar por los que son víctimas y perseguidos por el régimen monárquico y que, en cambio, se debe ser crítico con las acciones perversas y represoras de las autoridades.

5.- Los obispos citan la primera carta de Timoteo pero no dicen nada de lo que Timoteo escribe en esta epístola y que está relacionado con el asunto del emérito. Timoteo escribe: “Quienes quieren enriquecerse caen en tentaciones y trampas, y en muchas pasiones insensatas y perniciosas, que hunden a los hombres en la ruina y la perdición. Porque el amor al dinero es la raíz de todos los males”.

6.- El episcopado habla de la “salida” de España de Juan Carlos I y que “respetan esta decisión”. No, Omella, no, no es una “salida”. Es una “fuga” a escondidas, Una fuga de estas características es censurable, no es respetable.

7.-  Los obispos también hacen un reconocimiento de “la contribución de Juan Carlos I a la democracia y la concordia entre los españoles”. Pero ahora se trata de otra cuestión. Lo que está sobre la mesa, y que los obispos callan, son los oscuros asuntos de dinero y de amantes protagonizados desde hace muchos años por el rey emérito. ¿Tan serviles e incoherentes son los obispos españoles hacia el rey? Todos estos escándalos afectan negativamente a la convivencia, la democracia, la justicia, la libertad, la paz.

8.- . Los obispos hacen aún más política sectaria (o mala política) hasta el punto de expresar su “adhesión» y su «agradecimiento” a Felipe VI. Adhesión y agradecimiento ¿de qué y por qué? ¿Por el discurso que pronunció contra la ciudadanía de Catalunya que, a pesar de ser acosada ​​por la actuación violenta de la policía española, hizo algo tan digno y democrático como ir a votar un 1 de octubre?

9 Los obispos españoles siguen haciendo política sectaria en su comunicado servil con la monarquía cuando hablan de “nuestra nación” en referencia a España. Se olvidan expresamente de aquellos ciudadanos, cristianos o agnósticos, que consideran que su nación es Catalunya o Euskadi a las que les corresponde todos los derechos que son propios de cualquier nación en el siglo XXI.

Compartir esta entrada