Pedro Sánchez vuelve a tomar el pelo, ahora con la mascarilla

106

El presidente Pedro Sánchez anunciaba el pasado 18 de junio en Barcelona que la máscara para combatir la pandemia dejaría de ser obligatoria en las calles a partir del 26 de junio gracias, decía, a la extraordinaria actuación de su Gobierno. Ahora, 22 de diciembre, Pedro Sánchez anuncia en Madrid que la máscara volverá a ser obligatoria en las calles porque, dice expulsándose de responsabilidades, el virus sigue presente en todo el mundo.

2.- Los expertos critican unánimemente al presidente español porque con su decisión quiere hacer ver que su Gobierno actúa de forma eficaz. Sin embargo, los expertos dejan claro que la decisión presidencial no tiene ninguna base científica porque sólo vale la pena llevar la máscara en lugares cerrados o con mucha gente.

3.- Estas dos decisiones contradictorias en seis meses demuestran que Pedro Sánchez es un personaje volátil, inconsistente y que vuelve a tomar el pelo a los ciudadanos. Toma el pelo, en este caso, en el asunto de la pandemia tanto si los ciudadanos están o no infectados, vaccinados o no.

4.- (“Volátil: mudable, inconstante, que se evapora fácilmente”. “Inconsistente: carente de consistencia”. “Tomar el pelo a alguien. Burlarse”. Diccionari de la Llengua Catalana). Pedro Sánchez comparte estas características con Pablo Casado, ese personaje que sólo hace caca y pipi si habla en español.

Compartir esta entrada